Las Canciones Más Cursis De La Historia

La música, como cualquier otra actividad humana, tampoco se libra de 'los palizas'. Compositores equipados con cuatro tópicos, tres acordes y poca o ninguna vergüenza especializados en producir empalagosos temas que seguramente pretendían ser odas a la sensibilidad y no son más que canciones altamente azucaradas con frases manidas y mucho dolor de cartón piedra.

Hoy, en Código Nuevo, algunas de las canciones más cursis de la historia. Puro pasteleo.

Sin miedo a nada – Álex Ubago

¿Has oído hablar del rock radical vasco? Pues Ubago no, aunque nació y creció en el País Vasco en su época de máximo esplendor. El de Vitoria se muere por todo aunque, de momento, metafóricamente.


Se fue – Laura Pausini

Mucho se fue, se fue y poco analizar los motivos. Lo mismo, querida Laura, te estabas poniendo más pesada de lo tolerable por el ser humano. No te ofendas.


Si tú no estás aquí – Rosana

“¿Qué diablos hago amándote?”, se pregunta la canaria. Pues no sabemos, Rosana, pero más o menos lo mismo que nosotros escuchándote.


Algo más – La Quinta Estación

Natalia Jiménez y el protagonista de esta canción son algo más. La letra no es nada menos que un topicazo detrás de otro sobre el amor romántico.


Vivir sin aire – Maná

Los mexicanos de Maná quisieran poder vivir sin aire. Nosotros, por suerte, no tenemos que pedir nada parecido: podemos pasar perfectamente sin sus temas.