Campings Naturistas: Me Voy De Vacaciones Y Me Voy Desnuda

Hay que reconocer que cuando se trata de hablar de desnudos todos nos volvemos un poco tímidos. Pero como con la vergüenza ni se come ni se almuerza, hoy te invito a que te la dejes en casa porque nos vamos de vacaciones por campings naturistas, necesitamos descansar de tanto estrés y salvarnos unos días de las apariencias. Turismo libre, de ese para el que no necesitas maletas. Vacaciones en pelotas para abrir la mente a que la naturaleza te acaricie todo el cuerpo; en el que los elementos y tú os vais a fundir en uno.


Dar el paso

Te asaltan mil dudas, seguidas de algún que otro 'pero'. Sin embargo hay algo mágico y tranquilizador en este tipo de escapadas, y es que no hay nada como volver a los orígenes y conectar con la realidad de tu cuerpo en un entorno puro y limpio en el que se respira calma y respeto en un marco de tolerancia y armoníaPuede que nunca te hayas planteado ir a pasar tus días de descanso a un destino de este tipo porque te rodeas de prejuicios y creencias que bloquean esa parte curiosa que desea huir a ver qué es en realidad eso de ir desnudo todo el día. 


La mentalidad

camping naturista vida experiencias código nuevo

Aunque te asalten pensamientos obscenos al pensar en unos días viviendo en el desnudo más integral, siento decepcionarte porque no te vas a sentir cohibido ni vas a notar miradas deshonestas. La gente que acude a campings nudistas es gente que va porque tiene ese estilo de vida no porque quiera pajearse después de ver tetas, culos o genitales. 'Salidos' no, gracias. El respeto por los demás es obviamente uno de los pilares sobre el que descansa el turismo nudista.


Un día desnudo

Te levantas por la mañana viendo el día amanecer y ahí, tal y como tu madre te trajo al mundo, es donde te das cuenta de que no hay mayor placer que sentir tu 'yo' wild and free quitándole volumen al caos de la ciudad y sus absurdas costumbres.

Dile adiós a esas rutinas de preocupaciones absurdas como qué ropa ponerte y date el gusto de salir de la ducha sin la toalla enrollada. Aquí los días se convierten en píldoras de felicidad que te escoltarán todo el tiempo. Tus únicos acompañantes serán la toalla, la crema protectora y las gafas de sol porque para vivir la vida así no necesitas nada más.


Los campings 100% naturistas a los que deberías ir

El Portús

Aquí cuando llegas el tiempo se para. Descansa en un enclave espectacular, mediterráneo en estado puro. Se encuentra situado en el municipio de Cartagena (Murcia) dentro del Parque Natural de la Sierra de la Muela, Cabo Tiñoso y Roldán; un espacio protegido de gran valor ecológico que cuenta con una playa (casi) privada que descansa a los pies de la ladera de la montaña, varios restaurantes, dos piscinas (una climatizada), parque de juegos, campo de volleyball, pista de tenis, wifi, supermercado e incluso un club de buceo. No te encontrarás con Adán ni con Eva pero es el paraíso y de ti depende si vas en caravana, bungalow o tienda de campaña pero una vez en la vida, tienes que ir. Además es Dog Friendly, aunque él no va a notar mucho el cambio seguro que disfruta tanto o más que tú. 

Relax-Nat

Es el primer camping naturista en la Costa Brava. Dispone de piscinas con hidromasaje, lavadoras, agua caliente en duchas totalmente gratis, baños adaptados a discapacitados y tiene una excelente oferta en entretenimiento ya que cuenta con pistas de baloncesto, fútbol, mini golf, ping pong, tenis y volley. Aunque la playa más cercana está a tan solo 5 km, las instalaciones te abrazan cuando llegas para que te sientas como en casa y la localización invita al turismo a disfrutar del entorno teniendo el aeródromo de Empuriabrava a escasos kilómetros para los más aventureros así como karting, pesca submarina, surf o vela.

El Templo del Sol, l'Hospitalet de l'Infant

Su lema, y no podía ser otro mejor es: "estar desnudo, si quiero, pero siempre respetando a los demás". Situado a menos de dos kilómetros del mar, este camping naturista es un paraíso de aguas transparentes y arena fina para todos aquellos que quieren sentir la brisa de la costa del sol rozando su piel. Para tu tanquilidad, este camping garantiza la entrada a personas que únicamente formen parte del templo, por lo que te ahorras caras desconocidas y la intrusión de personas ajenas.

Consejo de nudista: Déjate los complejos en casa y lárgate a pasar unas vacaciones en pelotas.

Crédito de la imagen: Tin Swallow