Bob Dylan Ya Tiene Sustituto, Y Es Una Mujer Con Una Voz Arrolladora

Si eres seguidor de Bob Dylan, quédate por aquí, que esto te interesa. Aunque, pensándolo bien, si eres fan acérrimo del legendario cantautor, puede que esto te moleste un poco... Pero, de cualquier forma, tenemos que decírtelo: hemos encontrado a su doble definitivo. Y lo mejor es que se trata de una mujer: se llama LP y te aseguramos que te va a enganchar desde el primer acorde, seduciéndote automáticamente con el primer acorde de su ukelele y tras la primera palabra que salga de su boca. ¿Las razones? Una voz poderosa, unas letras estudiadas y una personalidad muy vistosa que, sorprendentemente, la asemeja al Dylan de los 70.

Detrás de estas iniciales se esconde Laura Pergolizzi, cantautora y letrista que empezó a dar sus primeros pasos en la música a los 7 años, aunque no se atrevió a dejarse escuchar hasta que decidió mudarse a la ciudad de Nueva York. Allí es donde, después de graduarse, empezó a tocar el ukelele, un instrumento muy simple que, con ella misma como primera sorprendida, le ha permitido lograr una impresionante evolución que alcanza sus mayores cotas de éxito cuando hace valer su propuesta musical en los acústicos.

Lost On You es su nuevo álbum, el primero editado en España, pero ya el cuarto en su carrera. Tiene sonidos, muy variados, que nos acercan a un estilo muy clásico, pero con una frescura que nos sitúa en melodías pop que nos hacen pedir más de su voz. Porque LP sabe perfectamente cómo engancharnos, cómo cambiarnos el ánimo con cada una de sus canciones, cómo revolvernos por dentro; desde las letras hasta los arreglos con la banda entera, dejando que la voz asuma gran parte del protagonismo. Cuando te des la oportunidad de descubrirlo, entenderás que este disco es una joya de la que no te podrás despegar.

Pero, antes de todo esto, antes de que los sellos discográficos decidieran darle una oportunidad, LP ya escribía canciones para otros artistas: varios temas para Christina Aguilera, Cher, Leona Lewis y Rihanna llevan su nombre en los créditos, como en Cheers (Drink To That) donde también hace alguna aportación vocal a los coros de la de Barbados.

Sin embargo, además de su música, lo que nos cautiva de ella es la fuerte y arrolladora personalidad que la envuelve: sus rizos siempre perfectos y su andrógina e icónica vestimenta -algo que, según comenta, le ha hecho vivir "momentos muy divertidos", al ser confundida muchas veces con un hombre-, además de esas gafas de sol que no se quita ni para dormir. LP cuenta que, por muchos asesores de estilismo que tenga, siempre se pondrá lo que le apetezca en cada momento.

La neoyorquina asegura no tener miedo a equivocarse, y cuenta que sólo se arrepiente de una cosa en toda su vida: no haberle hablado a su madre sobre su homosexualidad. Falleció antes de que tuviera la oportunidad de contarle que mantenía una relación con la actriz Tamzin Brown, con la que trabaja muy activamente en diferentes organizaciones y movimientos activistas.

Sí, definitivamente, Bob Dylan tiene una discípula muy potente, pero, dejando las comparaciones aparte -que no siempre ayudan-, LP ha demostrado tener una fuerza personal que le da validez por sí misma y con la que le resultará muy fácil quedarse por mucho tiempo para seguir conquistándonos a través de su música.