Atravesar El Himalaya En Moto Y Otras Aventuras Que Hay Que Vivir

Atrévete. Saca el valiente que llevas dentro y esas ganas que te has dejado aquí y allá y coge un mapa. ¿Qué haces sin un mapa en casa? ¿Qué clase de vida quieres tener sin una hoja de ruta, piensas ir a la deriva mucho más tiempo?

Todos hemos soñado con hacer grandes cosas, con ser parte de ese escenario que nos conformamos con imaginar a través de libros o películas de Indiana Jones pero que, por a o por b, siempre se quedan en eso, un sueño. Para el día en que te decidas a dejar de ser un mero espectador, que seas consciente de que la vida se acaba en un segundo y de que vivirlo no es lo mismo que verlo en las películas, te dejo cinco aventuras que te harán ser el protagonista.

Atravesar El Himalaya en moto

Hay dos tipos de personas: las que conducen motos y las que sueñan con hacerlo. Si quieres hacerlo hazlo, sin excusas. No digas que no tienes el carné, porque el Himalaya Motorcycle Tour te ofrece la posibilidad de ir de paquete o de conducir tú mismo. La travesía dura 11 días.

No existen comparaciones que siquiera que se aproximen a la belleza salvaje de una calzada virgen. Todo se funde: el cielo y la tierra, el azul con el hielo, el glaciar con el secano, el horizonte y la carretera, el frío en la cara al conducir y el calor de la noche alrededor de un hornillo.


Participa en la guerra de agua más grande del mundo

El 10 de Abril, durante las celebraciones del Año Nuevo tailandés, los habitantes de Hat Yai, en el sur del país, se tiran agua como poseídos como una manera de presentar sus respetos a otra persona; ya que antiguamente traía buena suerte tirarla sobre alguien gentilmente en el hombro tras haber lavado con ella a los buddhas. Es el Festival de Songkran.

A lo largo de las 8 calles calientes de la ciudad, el gobierno sitúa estratégicamente tanques de agua para rellenar pistolas, cañones de agua, cubos de agua helada, mangueras-mochila, mangueras tradicionales, cazos y cualquier arma que imagines con la única intención de que ese día todo el mundo esté pasado por agua.


La puesta de sol más bonita del mundo

Se trata del Ocaso de la Isla de Pascua, en Chile. Situada en la Polinesia, en pleno Pacífico. La isla es uno de los principales destinos turísticos del país debido a su belleza natural y su misteriosa cultura ancestral de la etnia Rapa Nui, cuyos únicos vestigios corresponden a enormes estatuas conocidas como Moáis.

Lo llaman Ahu Tahai y es uno de los mejores lugares en toda la isla para disfrutar del atardecer, ya que el sol se pone justo por la espalda de los cinco moais, creando una imagen idílica.


Ruta en trineo tirado por perros en Groenlandia

La belleza de los perros de trineo, descendientes directos de los lobos árticos, te dejará sin habla, pero si además le sumamos un paseo en trineo tirado por esos encantadores perros, la experiencia se convierte en inolvidable.

En Groenlandia se ofrecen un gran número de tours guiados en trineo de perros, pues es el medio de transporte habitual de los habitantes de la isla. Te proponemos una espléndida ruta de 200 kilómetros entre glaciares salvajes, enormes icebergs y la tierra de los últimos inuits.


Visitar una tribu Cherokee

Los indios Cheroqui tienen un ritual muy especial a través del cual los niños pasan a ser adultos. Cuando el niño empieza su adolescencia, su padre lo lleva al bosque, le venda los ojos y se va dejándolo solo. Se sienta en un tronco toda la noche y no puede quitarse la venda hasta que los rayos del sol brillan de nuevo en la mañana. No puede pedir auxilio a nadie. Una vez que sobrevive a esa noche, ya es un hombre.