Analizamos qué se esconde detrás de ese 'vamos a tomarnos lo nuestro con calma'

No lo podemos evitar, somos de extremos. Blanco  o negro, mucho o poco, todo o nada. Por eso, cuando te plantan un 'con calma' en toda la cara, te asustas un poco y tienes ganas de correr a lo Forest Gump, luego se te pasa e hiperventilas un ratín pero ¡traqui! calm down, ya sabes que en Código Nuevo siempre vamos a tener la solución a todos tus problemas, así que no hace falta que corras pero desconfía un poco, aunque sea por la intensidad con la que tu madre te inculcó que cuidadito con quién no habla claro. Procedamos a abrir en canal esa frase hecha y démosle una oportunidad a la libertad de expresión haciendo un intento por comprender su significado.

¿Qué se esconde detrás de ese (aparentemente amigable) 'con calma'?

¿Se refieren a la calma con la que te tomas una carrera de cinco años, un postgrado y un doctorado o se trata de un concepto algo así como más estilo bohemio, y a lo que se refieren es a tomarse la relación ambientada en el karma, las cosas zen, planes chill y eso?

O quizá estás ante una persona con un gran mundo interior, alguien especial que pasa completamente de ritmos y de tiempos, que no mira las manillas del reloj ni para medir un arroz hervido y es aficionado al noble arte de las carreras de tortugas. Un ser superior joder, no calcula sus movimientos, no establece objetivos ni tampoco evalúa la situación; simplemente vive el ahora. Y tú pensando que era un rarito...

Cuidadito con la calma que va de tonta, pero no se chupa el dedo

'La calma' llega súbitamente (para los de la LOGSE: de repente) en forma de zasca (para los de Plan Bolonia: muy de pum), pero cuando llega no te deja indiferente. Va dominando tus planes en silencio y ejerce un poder incontrolable que como te descuides te quedas sin relación.

'La calma' es muy puta porque te obliga a conocer a esa persona en slow motion. No te queda otra. Y por si fuera poco si intentas cambiar el curso de las cosas con algo de espontaneidad para darle algo de vidilla al tema, te enfrentas a vivir con el miedo de que sufra un cortocircuito y todo se vaya a la mierda; por lo que ahí va un superconsejito: a 'la calma' te acostumbras, es cuestión de organizarte.

Des-paaa-ci-to

Un estudio muy importante de una prestigiosa universidad de muy lejos confirma lo que nos temíamos, 'la calma' no es ni más ni menos que la medida con la que quieren tomarse la relación. Concluyeron en que más del 90% de la muestra del estudio sufría cortocircuitos cuando se acelera la relación y, para frenar este efecto, trabajaron mano a mano con Luis Fonsi, que ha sido el encargado de divulgar un mensaje al mundo a través de su último hit: Despacito. Con lo que no contaban era con el rechazo del público por la intensidad con la que se ha propagado la información. (Lo hemos pillado, gracias).

Podemos convivir tranquilos con que aquellos que predican 'la calma' como medida disuasoria en su relación porque, si lo piensas bien, lo único que reclaman es un poquito de aire en sus pulmones antes de sumergirse en una relación. Así que, después de todo, quizá no sean tan malas personas y aunque no quieran subirse a 100km/h si al terminar una cita uno de ellos te hace el baile del gusano, cásate con él. No irás rápido, pero irás seguro.

Resultado de imagen de baile del gusano gif