El Amor 'Para Siempre' Ha Muerto Y 'Her' Nos Explica Qué Le Ha Sustituído

Es casi imposible no sentirse identificado con Her. En esta película, Spike Jonze consigue realizar un retrato de cómo nos enamoramos, de esa sensación que nos entra cuando, en medio de la turbulencia y con las heridas del último amor todavía algo abiertas, conseguimos conectar con alguien. O con algo, en este caso. O alguien. Es complicado.

Porque Samantha es una inteligencia artificial, sí, pero no podemos evitar considerarla una persona. Ella no tendrá cuerpo, pero tiene personalidad y, como la nuestra, cambia en función de lo que va experimentando. Esto hace que Theodore, al principio, la admire y que la admiración se convierta en curiosidad y esa curiosidad en intimidad y esa intimidad en amor. Y la herramienta para que todo esto suceda es, simplemente, hablar. Hablar para conocerse. Conocerse para amarse.

her codigo nuevo

Por eso creo que Her es la historia de amor del siglo XXI. Porque cada vez más personas de nuestra generación nos enamoramos a través de pantallas, bien del ordenador, bien del móvil. Hablamos sin parar, estamos conectados en todo momento, y eso hace crecer la sensación de intimidad. Aunque estemos en lugares diferentes, podemos estar hablando en todo momento. Podemos sentirnos acompañados aunque el cuerpo del otro no esté lo suficientemente cerca como para poder tocarlo. Estar cerca ha pasado a ser otra cosa.

Pero, además, en 'Her' el amor se relaciona con el hecho de crecer juntos. Con el hecho de que, al compartirte con esa persona, hay partes del otro que pasan a formar parte de ti y viceversa. Vives con el otro y, por eso, tu vida evoluciona. Pero puede que cada uno evolucione a un ritmo diferente o hacia un lugar distinto. Y la evolución, aunque es fundamental e intrínseca al hecho de estar con alguien, puede ser también lo que separa. Theodore y su exmujer se separaron porque cada uno evolucionó de forma distinta. Y Theodore y Samantha tendrán que separarse porque, cuando no tienes cuerpo, tu evolución no va a conocer límite límite. Theodore, sin embargo, tiene un cuerpo humano que lo limita.

her codigo nuevo

Por eso, hoy, entendemos el amor como algo pasajero. El 'juntos para siempre' ha pasado a ser un 'juntos mientras sigamos siendo compatibles'. Esto no es necesariamente malo. Tal vez es, sencillamente, realista. Pero, quizás, elimina posibilidades. Lo más probable es que, antes, los matrimonios durasen más porque la opción de separarse era prácticamente implanteable. Por eso, las relaciones eran estables y longevas.

Hoy, entendemos que escoger a una persona para pasar con ella el resto de nuestra vida es una decisión para la cual no tenemos datos suficientes. Sobreentendemos que las relaciones son caducas y que, al evolucionar, podemos dejar al otro atrás y viceversa. Entendemos que puede haber una persona para cada momento de nuestra vida. No es malo, sólo diferente. Pero eso no es necesariamente cierto. Tal vez exista el modo en que, junto a nosotros, evolucione la relación. El 'para siempre' se ha vuelto implanteable. ¿No sería mejor que 'el para siempre' fuera una opción tan viable como el 'por ahora'?