Actores y actrices de Hollywood que no tocarías ni con un palo si no fuesen famosos

Si nos diesen un euro por cada vez que hemos pensado "qué bueno está Ryan Gosling", hubiésemos podido financiar La la land. Y en 3D. Pero luego estás tan a gusto en tu casa haciendo zapping, te encuentras con una película de él y Anthony Hopkins de hace 10 años, y piensas "pues a mi este Ryan Gosling del pasado me entra en una discoteca y huyo como si regalasen pizza en la puerta".

Y es que hay actores y actrices de Hollywood que nos hicieron creer que estaban buenos, pero es mentira. ¿Cómo narices se lo han montado para engañarnos a todos? Mirad, de lo importante en la vida no sabemos casi nada, pero este misterio sí que lo podemos resolver.


Ryan Gosling

Todos salíamos regular en nuestras fotos de la adolescencia, pero cuando ves las de Ryan Gosling y te das cuenta de que apenas ha cambiado, confirmas que él es un poco el cupcake de Hollywood: todo el mundo dice que le gusta pero en realidad, no está tan bueno, lo que pasa es que en foto mola mucho.

Olvídate de su tórax y analiza su cara. Siempre tan de pena. ¿Por qué todo el mundo quiere que sea su marido del futuro? (nos incluimos en ello, que conste). Amigos y amigas, la culpa la tiene Drive. Esas manos en los bolsillos de su bomber caminando a cámara lenta por el pasillo de su bloque de pisos, esa mirada de buena persona, esos ojos que dicen, "te quiero, y por eso me sacrificaré y ayudaré a tu marido —aunque tenga un nombre tan extraño como Standart Gabriel— a cometer un atraco, para que estés a salvo y seas feliz". Tantos memes no pueden estar equivocados.


Benedict Cumberbatch

Benedict Cumberbatch tiene un apellido raro y un rostro más extraño todavía. ¿Y sabéis lo que pasa con los que tienen caras raras? Que a veces te parecen más bien feos.

...y otras te parece que están buenísimos.

Este actor tiene un nosequé, un misterio encima que nos pone un montón. Y la razón es Sherlock,  Descifrando el enigma,  Dr. Strange y todo lo que protagoniza. Que da igual si hace persona extraña, de malo, de bueno o de regular. Que nos gusta, y punto.


Sarah Jessica Parker

Y quien dice Sarah Jessica, dice Carrie. Por que esa mujer tendrá el pelo que todas dicen que les encanta pero que si lo tuviesen en la vida real seguro que se lo planchaban cada mañana, la nariz que cualquier agente de Hollywood hubiese hecho operar antes de presentarla a cualquier casting, los ojos que ninguna marca de maquillaje escogería para sus anuncios. Y, en cambio, todas queremos ser Carrie.

Queremos ser como ella porque ella no es como las demás, porque tienes que molar mucho para ponerte esos conjuntos tan locos . Porque Carrie era magia, era única y era libre. ¿Qué hay más sexy que eso?


Ryan Reynolds

Hay una razón por la que Ryan Reynolds lleva 20 años en Hollywood pero nadie le haya hecho caso hasta los últimos cinco, y es que no ha sido hasta entonces cuando ha pasado de ser el colega del protagonista del que nadie se acuerda al tío guapo, majo y gracioso.

Si te fijas, los hay más guapos. Vamos, que igual te lo cruzas por tu barrio y ni te giras: ojos pequeñicos, boca aún más pequeña. Esas mechas no le hacían ningún favor, pero es que los 90's no le hicieron ningún favor estético a nadie. Y tampoco es que tenga una filmografía llena de pelis de culto. Pero oye, ¿quién no se ha visto 13 o 14 veces "La Proposición" y no precisamente por Sandra Bullock? Pues por algo será...

Uma Thurman

La musa de Quentin Tarantino por excelencia. "Durante años me han dicho que supuestamente soy guapa y yo jamás he creído una palabra. Sin embargo, ahora me alegro cada vez que oigo un cumplido", llegó a afirmar esta rubia de Massachusetts en una entrevista con el Daily Mail en 2007. De hecho,  Thurman reconoció que padece un trastorno llamado dismorfofobia, es decir, percibe partes de su cuerpo como deformes o realmente feas sin motivo aparente.

El debate sobre su belleza siempre se había declinado hacia quienes pensaban que era un bellezón, sin embargo, ella misma se ha encargado en sacarnos de dudas con su paso por quirófano. Un cambio bastante radical que supuso un impacto entre sus seguidores cuando apareció de esta guisa ( mirad la foto de abajo) en un evento de famoseo en Hollywood. Pero bueno, que igualmente, también amamos a Thurman.