9 razones por las que eres un ‘amigo de mierda’

El concepto de la amistad es necesario y hasta sagrado para muchos. “Quien tiene un amigo, tiene un tesoro” dijo en una ocasión alguien muy afortunado y decimos afortunado porque, a veces, es preferible quedarse con las manos vacías que conservar ciertas amistades. Ahora se llaman ‘relaciones tóxicas’, pero este problema existe desde los albores de la humanidad —como bien diría Iker Jiménez—. Las figuras del ‘amigo de mierda’ y ‘el que traga hasta las entrañas’ vienen desde la mismísima caverna. El problema está cuando eres tú el parasito. Si cumples algunos de estos requisitos más vale que te reformes o entonces, merecerás morir solo y devorado por pastores alemanes. 

  • Eres el típico que no valora el tiempo de los demás demasiado, ya sea porque te pasas horas sin hacer nada y esperas justo cinco minutos antes de la cita para empezar a arreglarte o, directamente, sales de casa a la hora que has quedado. Resultado: tus colegas siempre te tienen que esperar, pero alegas que se trata de una especie de enfermedad incurable debido a tu cronotipo nocturno que trastoca todos tus horarios.Resultado de imagen de i have no time gif
  • Todos te conocen por tus bombas de humo, son legendarias y nadie puede igualarlas. Eres un maestro del escapismo, en especial, en ese momento en el que tus amigos se preguntan a qué otro bar dirigirse. Lo de escribir un mensaje de “he llegado bien” no va contigo, a ti te gusta desvanecerte entre la penumbra y el gentío sin dejar rastro y que no vuelvan a saber de ti en días.Resultado de imagen de bomba de humo gif
  • Eres una rata de cloaca, lo que de toda la vida se ha llamado ‘un pesetero’. Siempre tiras de las míticas frases “mañana te lo doy” o “ahora mismo no tengo cash, pero te juro que te lo pago”. A pesar de que todos te conocen, se la sigues colando. Moroso hasta las trancas, pero eso sí, tú reclamas hasta el último céntimo. Para tu desgracia, ahora lo tienes más difícil con las apps para compartir gastos o de transferencias inmediatas, aunque ya te las apañarás. De tu bolsillo jamás saldrá una invitación porque eres de ‘La Cofradía del Puño’.Resultado de imagen de no money gif
  • Egocéntrico y narcisista son los mejores adjetivos que te describen. Siguiendo tu línea de tacañería, en vez de pagar a un psicólogo, usas a tus amigos como paño de lágrimas a modo de terapia Gestalt. Eres una máquina incesante de vomitar problemas e historias y tus colegas son capaces de escuchar tu vida amorosa durante horas. Sin embargo de tu boca jamás saldrá un "bueno, ¿y tú qué tal?" Si ese hecho insólito sucede, no tardas en cortar de raíz el relato de tu amigo para soltar: "entonces, ¿crees que debería escribirla@?".Resultado de imagen de crying friends gif
  • Tu casa es un templo sagrado, casi nadie la conoce y los pocos que lo han hecho, deben seguir estrictas reglas bajo tu techo —quitarse los zapatos nada más entrar es una nimiedad comparado con otros requisitos—. Pero eres el alma de las fiestas y ya sabemos que cuando vas pedo no escatimas a la hora de romper y ensuciar todo a tu paso en casas ajenas —Atila es una ameba a tu lado—. Tampoco tienes reparo a la hora de “anidar” en casa de un colega todos los findes, abrir su nevera como en tu propia casa, comerte su comida y usar su ropa. Eres un parasitus amicus en toda regla. 

Resultado de imagen de don't enter gif

  • La frase “no se lo cuentes a nadie” no está dentro de tu ideario. Consideras que “la información es poder” y cada secreto o intimidad que alguien cercano te confía acabas compartiéndola con el primer desconocido que pasa. Empiezas con tus más íntimos a modo de “uy, se me ha escapado” y terminas por convertir el rumor en una especie de teléfono escacharrado sin sentido.
  • El código de honor “respetar los ex de amigos” es ajeno a ti. Vale que es un tema un poco peliagudo y pueden darse muchas situaciones y posibilidades pero, ¿de verdad que no hay suficientes hombres y mujeres en el mundo que tenías que fijarte precisamente en el ex de tu colega? 

  • Siempre eres la oveja negra de los viajes. Ya nadie entiende por qué te siguen incluyendo en los chats de grupo para organizar desde una escapada hasta una aventura de un mes. Nunca estas de acuerdo con los planes, te quejas por todo, exiges que se haga lo que tu dices o el berrinche será épico, tienes problemas con la comida, todo te aburre, te da asco o no das un palo al agua en el apartamento de la playa durante toda la semana…La lista de posibles cabronadas es infinita. Vamos, que les das el puto viaje. 

Resultado de imagen de rolling eyes gif

  • Siguiendo la línea de “no hacer ni el huevo”, también eres un amigo de mierda si eres un compañero de piso de mierda. Sabemos que convivir con colegas puede ser una experiencia con muchos encontronazos, pero no seas un auténtico cerdo o hagas fiesta justo el día antes del examen final de carrera de tu mejor amigo. Ciertamente, este asunto daría para escribir varios tomos.