9 posturas rarísimas que haces mientras practicas sexo en el coche

El amor no entiende de lugares en los que desatar la pasión, por eso todo vale cuando el calentón aprieta y en tu casa está toda tu familia ocupando las zonas en las que podrías dar rienda suelta a tu sexualidad. Así que para todos aquellos que no tenemos la suerte de tener casa propia pero sí la ventaja de una imaginación propia de Spielberg, ahí van 9 posturas muy 'aquí te pillo, aquí te mato' para que pegar un polvo dondesea haga que tu vida sexual tenga más aventura.


Postura 1: El freno de mano del amor

Empiezas con un beso de conductor a copiloto y eso te lleva al tocamiento, al roce, al calorcito del momento recorriendo tu cuerpo. Si le escuchas,  éste te pide a gritos mambo right here, right now.

posturas pareja sexo coche experiencias código nuevo

Y ahí está en medio, estático e inmóvil el puñetero freno de mano. Dando por culo, queriendo ser un miembro más del coito sin haber sido invitado. Total, que empiezas a dos y cuando te quieres dar cuenta estás haciendo un trío.


Postura 2: El claxon de la euforia

El misionero de toda la vida en el asiento del conductor pero acompañado de sonidos que ni el mismísimo Carlos Jean podría crear.

posturas pareja sexo coche experiencias código nuevo

Mírate, encima, luchando contra el asiento y peleando por alcanzar tu orgasmo mientras te interrumpe constantemente el pito que presionas involuntariamente con la espalda gimiendo al son del piiiii piiii.


Postura 3: El Titanic

Follar en el asiento trasero, un clásico que nunca falla. Un Jack y Rose empañando todos los cristales de lujuria y gusto.

posturas pareja sexo coche experiencias código nuevo

Uno se tumba boca arriba, mientras el otro se coloca justo encima. El truco de esta postura está en ponerse a cuatro patas y sentirte muy 'Soy el rey del mundo'. Pero porque en ese momento lo eres, claro que lo eres.


Postura 4: El indio en el capó 

Esta es mi favorita. Es la que más opciones te da y donde puedes follar con mayor libertad.

posturas pareja sexo coche experiencias código nuevo

Pasas de las 3 o 5 puertas al espacio infinito y como si fueras un imán de nevera vas deslizándote por la carrocería con toda la libertad y  flexibilidad que te permita tu imaginación.


Postura 5: El mono

Postura no apta para personas con poca agilidad. Mientras tú te tumbas boca arriba y doblas las rodillas hacia su pecho, el otro se coge a las asas de los laterales y te da lo tuyo y lo de tu prima hasta que te hundas en el asiento.

posturas pareja sexo coche experiencias código nuevo

Un Tarzán y Jane en la jungla de asfalto. Es una postura rara y diferente pero intensa. Eso sí, se necesita un buen bícep para mantener el equilibro. Agárrate bien porque volver a nuestros orígenes puede ser muy animal.


Postura 6: La niña del exorcista

Esta postura es muy excitante para practicar en el coche, se trata de poneros en cruz sacando las piernas por las puertas y los brazos por las ventanillas.

posturas pareja sexo coche experiencias código nuevo

Es en la que sacas 'la guarra de tu hija' que llevas dentro.


Postura 7: El Hot Dog

Es la ideal para llegar al punto G y alcanzar grandes orgasmos. Es muy parecida al perrito pero en el coche y poniéndole además a los preliminares una ración de ketchup y mostaza.

posturas pareja sexo coche experiencias código nuevo

Dale un toque al más puro estilo americano y atrévete a hacerlo en el autocine, será un polvo de película.


Postura 8: Ábrete sésamo

En el maletero con los asientos traseros reclinados. Quién necesita cuevas ni Ali Babá teniendo ese tesoro sobre 4 ruedas.

posturas pareja sexo coche experiencias código nuevo

Pronuncia las palabras mágicas y no habrá agujero que se resista.


Postura 9: El arco de triunfo

Esta solo se puede practicar en coches descapotables o con techo panorámico.

posturas pareja sexo coche experiencias código nuevo

Es esa brutal postura en la que mientras uno está sentado el otro lo goza saliendo al exterior por arriba del techo, hasta el infinito y más allá. Subiendo y bajando, marcando el ritmo. El contacto visual y el poder besaros superará con creces las expectativas que tenías de hacerlo en un coche. Como ves, puede resultar hasta obligatorio que pases un periodo de entrenamiento aquí dentro. Porque amigos, aquí hay muchas posibilidades.