8 Razones Por Las Que 'Stranger Things' Se Ha Convertido En La Serie Del Verano

Si no te enteraste que el 15 de julio Netflix estrenaba Stranger Things, no pasa nada: te perdonamos. Pero solo si haces el favor de sentarte ahora mismo a verla, porque no nos cabe la menor duda de que se trata de la serie del verano. Y si no te lo crees, aquí tienes 8 razones muy contundentes y sin spoilers que te convencerán ipso facto. 

1. Porque volverás a revivir las maravillosas películas de tu infancia

Tiene un montón de alusiones a Los Goonies, E.T, La Cosa... Es decir, a todas esas historias que nos flipaban de pequeños y que, de tanto verlas, escacharramos las cintas de VHS (los más viejunos, también las BETA). Las referencias son tales, que hasta son 4 niños protagonistas (como en Los Goonies) y también van en bici a todas partes. Sí, sí, ESAS BICIS.


2. Porque la BSO es lo más de lo más.

No solo es pegadiza, es que incluye auténticos TEMAZOS de los 80. Como el Should I Stay or Should I Go de The Clash o el Africa de Toto. Y también Elegia de New Order. Y Tie a Yellow Ribbon de Brotherhood of Man. ¿Sigo? Bueno, mejor empieza a abrir boca escuchando su playlist en SpotifyEn fin, que será inevitable canturrear todas esas letras que, aún desafinando, nos encantan.


3. Porque la trama engancha hasta las trancas

La combinación de ciencia ficción con terror y misterio no podía fallar. Y la verdad es que la trama te mantiene enganchado desde el primer capítulo hasta el final. De hecho, hasta el mismísimo Stephen King la ha alabado desde su cuenta de Twitter, donde aplaudió las semejanzas que había con sus historias y le puso de nota un excelente alto. Ahí queda eso.


4. Porque su estética ochentera nos flipa

El estilismo, el interiorismo, los objetos, TODO. Los personajes llevan pantalones altos hasta el ombligo y escuchan música en cintas de cassette. Pero nos encanta especialmente los súper Walky - Talkys que llevan a lo largo de toda la serie los protas y ese teléfono amarillo de la casa de Joyce. En fin, que la nostalgia que te entra al ver la serie es total.


5. Por ver otra vez a Wynona Ryder en acción

Después de enamorarnos de ella en los 90 gracias a sus papeles en Eduardo Manostijeras, Reality Bites o en Mujercitas, Wynona reaparece para demostrar, una vez más su talento, con un papelón. Interpreta a Joyce, una madre desesperada por la desaparición de su hijo. La Ryder es fuerza, coraje y mucho talento. Es un auténtico placer volver a verla.


6. Por esa 'peazo' cabecera

La música, el montaje, la tipografía... La cabecera de Stranger Things está a la misma altura que la serie y, como todo, nos teletransporta a 30 años atrás. Es un arranque muy bien trabajado que nos sitúa en una época en la que fuimos muy felices. Por eso cualquier reminiscencia a esa etapa nos despierta una sonrisa de oreja a oreja.


7. Porque hemos descubierto a Millie Bobby Brown

El papel de Eleven está interpretado por esta jovencita que con apenas 12 años apunta muchas maneras. Aunque tiene la nacionalidad inglesa, nació en España y es posible que te suene su cara porque debutó hace unos años en la serie Intruders, aunque su cambio de look en Stranger Things es radical. En cualquier caso, el carrerón de esta chica no ha hecho más que empezar. Y si no, tiempo al tiempo.


8. Porque es de Netflix

Y las cosas como son: en Netflix mola TODO. Así que, siéntate ahora mismo a verla y DISFRUTA.