8 locuras delirantes de borrachos que al día siguiente no recordaban nada

El alcohol, la gran mayoría de las veces, desinhibe, quita la vergüenza y aumenta la sensación de que eres capaz de todo. Estos efectos tienen como resultado experiencias extremas

A cierta edad todxs hemos vivido ese primer encuentro con el alcohol. Unos esperan hasta la mayoría de edad pero otrxs tantxs se han aventurado a beber antes de llegar a los 18. Más allá de esta primera vez, las experiencias con el alcohol pueden ser de muchos tipos. Puedes estar borrachx nivel alegre, que es un estado más relajado pero perfectamente consciente de todo lo que sucede. Dentro de un nivel un poco más elevado, sigues siendo consciente pero estás menos pendiente de tu entorno: estás como flotando por el aire. Y luego hay niveles más exagerados. El alcohol no afecta de la misma manera a todo el mundo. Hay quienes beben muchísimo y no sienten nada y hay quienes beben la misma cantidad y acaban inconscientes o al día siguiente no recuerdan absolutamente nada. Los usuarios de Reddit quienes han compartido sus experiencias más locas en estados de total embriaguez.

Viajes inconscientes

Lo último que recuerdo es que estaba en una fiesta en un barco pero no sabía que se movería. Cuando me desperté estaba en otro país. Al parecer, la fiesta era en un ferry que iba desde Estocolmo (Suecia) a Turku (Finlandia). 

Gastos desproporcionados

Cuando me desperté, mis amigos estaban riéndose. Pensé que era por mi aspecto. Luego descubrí que era por otra cosa: había comprado un jacuzzi por Amazon por un valor de 600 dólares. Aún lo tengo. Pero está en casa de mi novia porque en la mía no cabe.

Desastres básicos

Cobré consciencia mientras estaba orinando en la maleta de mis amigos. De repente me vieron y les dije que no se preocuparan, que lo estaba haciendo en un hueco concreto y no había problema.

Comida

Me desperté en la cama con un gran tazón de espaguetis a la boloñesa derramada bajo las sábanas conmigo. Nunca supe exactamente qué había ocurrido.

Pánico

Llegué a casa, me quité los vaqueros en la cocina pero me puse los zapatos otra vez. Luego me fui a la cama. Cuando pasé junto a la habitación de mis padre, él iba camino al baño. Me miró de arriba abajo y me preguntó dónde estaban mis pantalones. Miré hacia abajo y comencé a tener un ataque de pánico porque pensé que los había dejado en el taxi de camino a casa, junto con el resto de mis pertenencias que estaban en los bolsillos. Esto me ha pasado varias veces.

En comisaría

Me desperté en una celda de la policía. Cuando te levantas en una celda de la policía sin recordar el crimen que has cometido, comienzas a sentir pánico muy rápidamente. Me puse de pie y en ese momento me di cuenta de que no solo estaba en una celda de la policía, sino que también estaba desnudo. Me puse la ropa y me quedé esperando a que alguien viniera y me hablara. Apareció una policía sonriendo y comiendo un paquete de patatas fritas. Me dijo que me acercara y extendiera las manos para poder esposarme. 

Hago esto mientras pregunto por qué estoy aquí, a lo que ella responde: "Estás a punto de averiguarlo". Me lleva a otro cuarto donde me explican qué he hecho. Estaba caminando a casa después de una fiesta cuando entré en un pequeño supermercado y comí algunas aceitunas (ni siquiera me gustan las aceitunas) y un poco de pan de chocolate. Luego recogí algunas pechugas de pollo y me fui con ellas, las dejé en el contenedor fuera de la tienda. Mientras continuaba mi camino a casa, el policía con el que estaba hablando se detuvo frente a mí para arrestarme, momento en el que decidí que sería una buena idea intentar huir. Conseguí correr unos 10 metros antes de chocarme contra un arbusto y caer. Después, me preguntó si quería ver la evidencia y le dije que sí. Me enseñó la grabación del supermercado con un paquete de aceitunas en una mano, una gran sonrisa y un pulgar hacia arriba en la otra.

Resurrección

Bebí una copa sola de whisky, robé borracho otra copa más de whisky, luego me invitaron a otro. Horas más tarde caí por un tramo de escaleras, me desplomé en el césped de una universidad, allí mismo vomité y luego fallecí. En ese orden. Los paramédicos tuvieron que revivirme. No recuerdo absolutamente nada, me lo contaron mis amigos. No volví a beber.

Animales

Unas amigas, una vez que estaban muy borrachas compraron una cabra en un sitio web finlandés que aparentemente las vendía. No lo recordaban y tres días más tarde apareció un hombre con una cabra y una factura pagada a firmar. Cuando averiguaron lo que ocurrió se la dieron a su primo que tenía un campo y espacio para el animal.