8 Consejos Para Ser El Follamigo Perfecto

Es sexo. De acuerdo, sexo recurrente. Se repite de forma más o menos esporádica. Nos hemos convertido en el banquillo del otro, somos parte de una 'chorboagenda' en la que la titularidad no está garantizada y donde para ganársela no es lo mismo ser un jugador de primera que uno de regional. Así que aquí van una serie de consejos para mantener tu puesto de indiscutible (si es que ya te lo has ganado) o para conquistarlo, si estás en ello.

1. Que nos demos un beso o un abrazo después de acostarnos no significa que te vaya a pedir matrimonio. Adelante, no te reprimas. Puedes mostrar cariño.

2. No intentes ponerme celosa hablando de otras amigas o chicas que has conocido de fiesta. Recuerda, esto es sexo. No me pones celosa, simplemente eres poco elegante y pierdes puntos.

Resultado de imagen de thumb down gif

3. Quedar un día a tomar unas cañas o a cenar antes de irnos a la cama no nos convierte en pareja. Tranquilo, no tengas miedo. Es la parte 'amigo' del estatus 'follamigo'.

Resultado de imagen de couple beer gif

4. De mi casa a la tuya hay la misma distancia que de tu casa a la mía. Tu cama no es el centro del universo ni tampoco el de nuestros encuentros. Así que no aspires a tener siempre sexo a domicilio porque es bastante coñazo eso de volver a casa a las tantas o incluso despertarse en cama ajena sin cepillo de dientes a mano. Así que, ya sabes, mueve el culo.

Resultado de imagen de come here gif

5. Que hayamos quedado dos semanas seguidas, no implica que vayamos a vernos siete días por sistema. La improvisación como forma de vida genera sorpresa, novedad y es atractiva.

Resultado de imagen de tada gif

6. Cuando quiero quedar contigo te lo digo. Si quieres que nos veamos, DILO. No inventes excusas, no des rodeos. Mi cara de circunstancias y yo te estamos viendo venir y vamos a dejar que sigas dando vueltas hasta que te mojes un poco. Lo reconocemos, en este punto tu indecisión y tu inseguridad nos pueden generar ternura. Ojo, en grandes dosis, cansa.

Resultado de imagen de doubts gif

7. No soy TELEPOLVO. Lo de la improvisación que decíamos antes, bien; pero no solo cuando a ti te apetezca. Tanto tú como yo tenemos una vida con familia y amigos a los que nos gusta dedicar tiempo. Cuando nuestros huecos libres se alineen podremos vernos. Mientras, sin ansia.

8. La confianza da asco. Es un hecho. Que no se te olvide. Hay ciertas intimidades tuyas que no necesito conocer. Aunque llevemos tiempo viéndonos (de hecho, precisamente por eso), cuidemos las formas. Una colonia a tiempo o una casa recogida no generan rechazo. Al contrario, suman puntos.