7 Razones Por Las Que Meterte De Lleno En La Magia Negra De 'The Get Down'

Irreverente, teatral, pegadiza y tremendamente visual. La producción más cara de Netflix ha tenido un gran revuelo de elogios y de críticas desde que se estrenó hace apenas un mes. Muchos se quejan de la poca precisión histórica de los hechos que se narran, pero por otro lado es innegable el gran éxito que ha tenido en apenas unas semanas del lanzamiento. En cualquier caso, lo que está claro es que The Get Down se creó para dejarnos con la boca abierta y con muchas ganas de bailar. Así que, si todavía no te has animado a sumergirte en ella, ahora mismo te damos los 7 motivos que te faltaban.

1. Porque la banda sonora es una pasada

The Get Down es un precioso macrovideoclip con el que podrás disfrutar de los grandes éxitos y artistas de la música disco y del hip hopcomo The Trammps, Earth, Wind & Fire, Donna Summer y Boney M. Y no solo eso, la serie incluye temas compuestos en exclusiva por Michael Kiwanuka, Christina Aguilera, Miguel, Zayn y Nile Rodgers. Vamos, que si eres un melómano, se convertirá ipso facto en una de tus series fetiche.


2. Porque el reparto adolescente te sorprenderá

Y porque nos hemos enamorado de Justice Smith (Ezekiel Figuero en la serie). Eso pelazo y esa sonrisa con diastema te cautivan desde los 90 minutos que dura el primer capítulo. También hay que reconocer que el rollete que tiene con Mylene Cruz, interpretado por Herizen Guardiola, engancha. Y que los magníficos números musicales que se marcan los dos no tienen desperdicio alguno. Además, es un lujo volver a ver al hijo de Will Smith en acción. En esta ocasión interpreta a Dizzie, un grafitero sensiblero que, pese a ser un personaje secundario, salva muy bien el papel.


3. Porque está ambientada en el Bronx

Si tú también adoras Nueva York, aprenderás parte de la historia de uno de sus distritos más emblemáticos: el Bronx. La serie está ambientada en el año 1977, justo en los inicios del hip hop. Y trata sobre las problemáticas sociales que se afrontaban en esa zona de la city durante aquellos años: las grandes desigualdades de las comunidades afroamericanas y latinas; la delincuencia, el tráfico de drogas, etc. Vamos, prepárate para ver al Bronx en estado puro.


4. Por el aluvión de citas inspiradoras

Para empezar, los títulos de los capítulos son pura poesía. El primero, se llama Donde hay ruina, hay esperanza, el segundo: Busca a aquellos que aviven tu llama. Y así, TODOS. Pero no solo eso, también las letras de los temas de rap, los diálogos... Hasta los grafitis del metro inspiran con lemas que querrás que permanezcan en ti para siempre.


5. Porque es un canto a la cultura urbana

A las pandillas, a las fiestas clandestinas, al argot callejero, al cine al aire libre, a las modas... En definitiva, a todo lo que se cuece y nace en el asfalto. La energía irresistible de los descampados del Bronx está repleta de arte en cada esquina. Empaparte de ella será una delicia, te lo aseguro.


6. Por el toque documental que se mezcla con la ficción

Otro de los grandes logros de la serie, es que Baz Luhrmann le ha dado un carácter documental, mezclando imágenes reales con las de ficción. Como las del gran apagón del julio del 1977 que afectó a casi toda la ciudad de Nueva York. O como cuando se estrenó Star Wars, una película que transformó la historia del cine y gran parte de nuestra cultura más contemporánea.


7. Porque tú también querrás formar parte del espectáculo

Créeme: después de ver The Get Down, tendrás la necesidad imperiosa de dejarte el pelo a lo afro (aún sabiendo que ese cabello lacio que tienes jamás podría dar la talla). Incluso de marcarte algunas rimas y de atreverte a rapearlas.

Pero sobre todo, te inundarás durante seis capítulos de un caos brillante que te mantendrá en vilo hasta el lanzamiento de la segunda parte de la primera temporada.