7 películas que tienes que ver en la Fiesta del cine

Esta semana, de lunes a miércoles, tienes la oportunidad de ver horas y horas de placer cinéfilo por menos de tres euros: toca elegir sabiamente.

Ya huele a palomitas de caramelo y a cómodas butacas arropadas por la oscuridad: es otra vez ese momento del año en que el cine, de repente, se vuelve el mejor plan posible. El motivo, desde luego, es la archiconocida Fiesta del cine. De este lunes 7 de mayo al miércoles 9, los cines se desmelenan y tiran los precios por el suelo. Por solo 2,90 euros, todo un mundo de placer cinéfilo se abre ante ti.

El funcionamiento, como cada año, es sencillo: entras en la web de la Fiesta del cine, rellenas tus datos y consigues tus acreditaciones, que no hace falta llevar impresas. Hecho este trámite, ya tienes por delante tres días de séptimo arte a un precio de risa. Pero, ¿qué peli ver? Para que no te pierdas entre la cartelera, aquí van algunas ideas:

Campeones

  • Te gustará si... disfrutas con esas pelis que te hacen sentir mejor persona.

Hay un cierto tipo de cine, luminoso y bonachón, que te hace salir de la sala sintiéndote mejor persona. Campeones es de esas: a ratos comedia simpática y a ratos lección de vida, la película sigue a un entrenador de básquet que se encuentra con el mayor desafío de su vida, un equipo compuesto por personas con discapacidad intelectual. Sensible sin ser ñoña y realista sin dejar de ser tierna.

Custodia compartida

  • Te gustará si... tienes ganas de emociones fuertes, pero la fantasía no es lo tuyo. 

Si en lugar de disfrutar a ti te gusta ir al cine a que te sacudan el corazón, Custodia compartida es tu opción. Dirigida por el francés Xavier Legrand, la película se centra en algo que, por desgracia, es muy cotidiano: el maltrato que sufren una madre y su hijo después de un divorcio. Denis Menochet está de un enorme que da auténtico pavor y la película te agarra del cuello, consciente de que la realidad puede ser mucho más terrible que la fantasía.

Noche de juegos

  • Te gustará si... quieres reírte a carcajadas y no pensar demasiado. 

La noche parecía tranquila: un grupo de amigos se reúnen para jugar cada cierto tiempo... pero esta vez el juego sube de nivel cuando topan con un asesinato real. Lejos de abrir un thrilleresta premisa sirve como punto de partida a una comedia alocada y desternillante, llena de gags y giros de volante. ¿La guinda? La química entre los protagonistas, que pide a gritos una segunda parte.

Vengadores: Infinity War

  • Te gustará si... te gustan más las collejas entre superhéroes que a un perro un palo.

Para los que llevábamos siguiendo el diluvio de películas de superhéroes de Marvel, había una pregunta constante: ¿todo esto, para qué? La respuesta la da esta guerra del infinitoun auténtico festival de tíos con mallas, famosas superestrellas y efectos especiales que empieza muy arriba y ya no baja durante las dos horas y media que dura. 156 minutos de subidón constante que anticipa un clímax aún más memorable.

Rebelde entre el centeno

  • Te gustará si... tienes alma de escritor o amas la literatura.

En su artículo sobre esta película, Ricardo Morales decía que todo en ella está pensado “para seducir y curar de espanto al que quiera consagrarse a juntar letras”. Nada raro, teniendo en cuenta que el protagonista de la historia es J.D. Salinger, el autor del clásico El guardián entre el centeno. Su vida, obra y personalidad, encapsulada en un artefacto que es mezcla pura de literatura y fotogramas.

Isla de perros

  • Te gustará si... te has levantado hípster y quieres mostrárselo al mundo.

A Wes Anderson se le ve venir de lejos. Le gustan los tonos pastel, las escenas extrañamente cuquis y los encuadres frontales de cámara. Cada una de sus películas – El gran hotel BudapestLos TenenbaumsLife Aquatic...-es parecida y, a la vez, única. En Isla de perros tira por los muñecos y por una historia sobre un can perdido en un islote japonés para conmover al público más modernito.

Un lugar tranquilo

  • Te gustará si... quieres pasar mucho miedo y salir con el corazón a mil.

Esta va la última porque de ella ya hablamos largo y tendido en este artículo, pero no viene mal volver a sacar a coladero el desasosegante trabajo de John Krasinski. Una casa donde no se puede hacer el menor ruido, una amenaza mortal palpitando en los rincones oscuros y una Emily Blunt que nos lleva a donde quiere: no hacen falta más elementos para meternos en una montaña rusa que nos dejará revueltos en cuanto se enciendan las luces.