66 Cosas Que Todos Odiamos Muy Fuerte

"El odio es un lastre", dice Edward Norton en American History X. También, en Star Wars, el maestro Yoda lo relaciona con el sufrimiento y el lado oscuro. ¡Qué sabréis vosotros, paletos! Odiar mola mucho siempre que sea en la cantidad justa, no se te acabe yendo la pinza... El momento de subidón es impagable, ¿o no? Y además es un sentimiento inevitable salvo que vayas puesto o seas un extraterrestre verde (que viendo como hablaba, también iba puesto, fijo). El caso es que hay cosas que la gran mayoría de la gente odiamos con todas nuestras fuerzas:

1. Los lunes.

2. A la gente que habla muy alto.

3. Que te contesten a un WhatsApp solo con un 'Ok'.

4. Las obras en la calle principal de la ciudad un viernes a las 18:00hs. cuando sales del curro.

5. A Dora, la Exploradora.

6. Que entren al lavabo mientras cagas.

7. Madrugar y que Dios no te ayude.

8. Pedir una Cheeseburger sin pepinillo y que te lo pongan igualmente.

9. Explicar algo claramente y que no te entiendan.

10. El olor a sobaco en el transporte público.

11. Al vecino que juega a las canicas por las noches.

12. Y al que hace obras un domingo a las 9 de la mañana.

13. Que te envíen un mensaje diciendo "llámame". Llámame tú, gilipollas.

14. Las excusas absurdas.

15. A los niños tocacojones que no conoces. Los que conoces son 'monos'.

16. A los que se piensan que la acera es suya y la ocupan toda.

17. Las gilipolleces que rompen silencios cómodos.

18. Los silencios incómodos.

19. Coincidir con un vecino en el ascensor.

20. Que no funcione el mando de la televisión pese a los golpes que le das para arreglarlo.

21. La lluvia esa que no moja pero deja los cristales hechos una mierda.

22. Los retrasos en los aeropuertos.

23. Que después de decir algo nos digan: "¿Sí o qué?". Vaya, en verdad no, me has pillado.

24. Al primer niño que te llamó señor/señora.

25. Que tu madre te ordene/esconda las cosas.

26. A los sabelotodo.

27. La friendzone.

28. A los dueños que no recogen las plastas de sus perros para que tú las pises.

29. Que en el cine se siente alguien detrás tuyo comiendo palomitas.

30. Los badenes puestos solo para joder.

31. A las moscas.

32. Estar hablándole a alguien y que esté mirando el móvil.

33. Que el ordenador vaya lento.

34. A los que muestran su amor en público cuando tú estás a dos velas.

35. Al que inventó el abre-fácil.

36. Que se te cuelen en la cola del súper.

37. A tus amigos borrachos el día que tú no lo estás.

38. A los que hablan de algo sin tener ni puta idea.

39. Tener un moco saliendo y que nadie te lo diga.

40. Que te etiqueten en una foto en la que sales mal.

41. Que retrasen MYHYV por una noticia sin importancia.

42. A los que no pillan nunca la ironía.

43. A los funcionarios que pagan su estreñimiento con el ciudadano.

44. A algún profesor de la infancia (el/la de matemáticas tiene muchos números [chistazo off]).

45. Los hashtags largos, abusivos y sin sentido. #jajajaja #humordelbueno #asíparezcomásguaydeloquesoy

46. Cuando quieres tocarte y tu web porno de referencia está haciendo mantenimiento.

47. Pensar que has ligado y luego darte cuenta de que no.

48. Los estereotipos.

49. A los vascos brutos, los catalanes tacaños y los andaluces vagos.

50. La hipocresía.

51. Los anuncios de Matías Prats.

52. Que te repitan las cosas dos veces.

52. Que te repitan las cosas dos veces.

53. Currártelo en una fiesta, llevarte a la cama a dos súper modelos y que entonces se acabe el sueño.

54. Que te atropellen.

55. Que te digan que 'no' cuando tú quieres que te digan que 'sí', y viceversa.

56. Invitar amigos a tu cumpleaños y que no te regalen nada.

57. Los pantalones de pana.

58. Que te insulten sin merecerlo.

59. Merecer un insulto y que muestren indiferencia.

60. Ir a coger leche y que solo quede un poco en la botella.

61. A los cotillas y chivatos.

62. Pedir un café 'del tiempo' y acabar en el hospital con quemaduras de primer grado.

63. A los que van despacio por el carril de la izquierda. ¿Dónde te sacaste el carné, imbécil?

64. Que cuenten un chiste, todos se rían y tú no lo hayas pillado.

65. Entrar a una discoteca y que se te echen encima todas las tías buenas (los tíos odiamos cuando nos pasa esto).

66. A los que se toman en serio las cosas de humor.