Los 6 Tráilers Más Épicos Que Después Se Convirtieron En Películas Basura

Muchos somos los que a la hora de ir al cine a ver una película, antes nos conectamos a Youtube y vemos los tráilers de las que nos interesan. Aunque es verdad que ya tenemos una cierta predilección, cantidad de veces, con tan solo unos segundos, el poder de sus impactantes imágenes nos convencen y hacen que nos entre el gusanillo de saber más sobre la película.

No obstante, lo peor viene cuando ese gusanillo se convierte en estafa, al sentir que todas tus expectativas se han ido a la basura y que has sido engañado por algo que en un principio prometía. No te preocupes, al mismo tiempo que algunos tráilers te explican toda la película, otros se han convertido en verdaderas obras de arte.

Aquí van 6 tráilers que parecían auténticos peliculones y que sin embargo, no estuvieron a la altura y soltaste un ¡WTF!:

Godzilla

https://www.youtube.com/watch?v=vIu85WQTPRc

El uso de la melodía de 2001: Una odisea en el espacio y que su protagonista, Godzilla, apenas aparezca, hizo de lo más atractivo este tráiler. Su aplomo, diseño sonoro y la capacidad de contar la historia a cuentagotas produjo una admiración por la producción, que luego se diluiría al ver que era una película más propia de serie B y más bien aburrida.


To the wonder

https://www.youtube.com/watch?v=NTAzcTZTY1g

Después de ver su anterior película El árbol de la vida, para algunos una obra maestra, para otros insufrible, Terrence Malick trajo To the wonder. El tráiler volvió a mostrar la belleza con la que rueda el director, sin embargo, sus imágenes solo eran interesantes durante ese periodo de tiempo. Después de media hora de película, ya no te parecían tan bellas.


Lost River

https://www.youtube.com/watch?v=H8ngDiG9V8w

Ryan Gosling debutó en la dirección con una fotografía bestial. Es de esos tráilers que con sus impactantes imágenes y su privilegiada banda sonora hacen que creas que es un peliculón. Pero, las críticas se cebaron con él. Quizá por las expectativas de su avance. “Estamos delante de un bonito 'puzzle' accidentalmente compuesto de todo lo último que le ha pasado por la cabeza, y hasta por el riñón a Gosling”, decía Luís Martínez en el diario El Mundo.


Guerra Mundial Z

https://www.youtube.com/watch?v=HcwTxRuq-uk

Brad Pitt y su familia están en un atasco en Nueva York. De pronto un coche destroza el retrovisor izquierdo de su vehículo. Un policía aparece e inmediatamente es atropellado por un camión. La vertiginosa emoción es absoluta. Pero, por desgracia, condensa toda la acción de la película. Son de esas veces que el tráiler concentra el mejor momento y lo demás es un auténtico coñazo.


The Purge: la noche de las bestias

https://www.youtube.com/watch?v=K0LLaybEuzA

La idea de esta película es genial. Su guión no. Por eso mismo, su tráiler es la bomba y la película un intento de un buen thriller. La progresión de la tensión que durante el tráiler te lleva hacia el infarto, en la película se queda a medias tintas y finalmente no acabas de conectar con ninguno de sus personajes.


El hombre de acero 

https://www.youtube.com/watch?v=wArmHSPIvlQ

Una película que, gracias a la ausencia del protagonista y el uso de una música oscura en su tráiler, pareció darle un aire fresco y sugerente a la historia del mítico superhéroe Superman. No obstante, resultó ser un relato embarullado sin un punto de vista sólido, donde la acción predominó sobre el trasfondo. El tráiler engañó. Lo que parecía una película sutil acabó siendo pomposa.


Después de experimentar estos casos, muchos de vosotros os habréis preguntado alguna vez: ¿por qué los que montan los tráilers no hacen también las películas?

Pues bien, la respuesta es sencilla. Aunque la mayoría de veces es verdad que el tráiler no lo hace el mismo montador, no es tan importante la calidad de quién lo haga. Digamos que es más fácil mantener la expectación y la atención del espectador durante poco más de 2 minutos, que no a lo largo de una hora y media o más. Con escoger las mejores imágenes, poner abundantes cortes a negro y una música enigmática que marque bien los ritmos, ya es suficiente para que atrape.

Un ejemplo bastante común, donde el tráiler suele ser mejor que su película, son las comedias: una vez has visto el tráiler, ya conoces los mejores, por no decir los únicos, chistes del film.