Los 6 Tipos De Aficionados Al Fútbol Que Te Puedes Encontrar En Cualquier Sitio

El fútbol es un tema de conversación que puede salir en cualquier momento, desde las cenas familiares hasta en las salas de espera del dentista. Pero si quieres formar parte de ellas sin perderte, es importante que sepas identificar qué tipo de aficionado al fútbol son tus interlocutores.

El 'Maldini'

En cualquier momento, aunque la conversación gire en torno al periodo de gestación de la elefanta asiática, es capaz de encontrar un símil con el fútbol para llevar la conversación a su terreno. Es un friki que se pasa los fines de semana a doble pantalla viendo competiciones como la liga lituana o la copa mozambiqueña. Lo peor es que como nadie más ve esas mierdas, no puedes discutirle y te puede colar lo que quiera.

Consejo: pregúntale por algo raro que tú sepas, así él solo tendrá dos salidas: cambiar rápido de tema o retratarse inventándoselo.


El hooligan

Cuando sale el tema, su capacidad de razonar está al nivel de la de un ladrillo. Grita. Grita mucho. Y se rige por tres directrices:

- Su equipo lo hace todo bien y si pierde es culpa del árbitro.

- El equipo con más rivalidad con el suyo lo hace todo mal y si gana es gracias al árbitro.

- Todos los árbitros son unos hijos de puta.

Consejo: huye sin mirar atrás.


El que solo le gusta un equipo

Se aficionó al fútbol por un equipo, y desde entonces su relación con este deporte se ha basado en ver los partidos de ese equipo. Su conocimiento respecto al fútbol es nulo, y siempre intenta llevar la conversación a otros deportes que considera mucho más interesantes, como el curling o la petanca.


El que no siente los colores

Lleva toda su vida siendo un chaquetero. Bajo el pretexto de que le gusta "el fútbol en general", cambia más de equipo que los jugadores de Jorge Mendes. La casualidad divina hace que los equipos que más le gustan en cada momento son siempre los que ganan.


El que solo lo ve porque lo ven sus amigos

En realidad, se la pela muy fuerte el fútbol, pero no le gusta sentirse marginado. Va a ver los partidos con sus colegas solo por hacer algo. Como pese a no tener ni idea siente la necesidad de integrarse, no para de hacer comentarios que sacan de quicio a todo el mundo. En especial, la siguiente pregunta:

- ¿A qué hora es el partido de Champions?

Todo aficionado al fútbol sabe que jamás te puedes fiar de alguien que no sabe a qué hora son los partidos de Champions.


El defensor de los indefensos

Hay dos grupos de profesionales en el mundo del fútbol que están constantemente en el ojo del huracán: los árbitros y los entrenadores. Están completamente indefensos en cualquier conversación, salvo por un amigo que tiene dos frases mágicas:

- Es que ser árbitro es muy difícil, porque tiene que decidir en décimas de segundo.

- Pues si tanto sabes, ¿por qué no eres tú el entrenador?


Y ahora, ¿sabrías identificar quién es quién en tus conocidos?