6 pruebas irrefutables de que eres un joven con alma de viejo

Las nuevas generaciones, los mileniales, hipsters, chonijos... en definitiva, EL FUTURO no se está dando la vida padre, ha decidido saltarse una generación y darse directamente la 'vida abuelo'. Ya es un hecho, cada día somos más mayores, y no por los años (que también), sino de espíritu. Nos la hemos dado tanto de modernos que ahora damos pasitos -o más bien triples mortales carpados- hacia atrás. Y si aún no has pensado "qué bien me conoce el condenao'", espera a leer las pruebas irrefutables que te demostrarán que has pasado directamente de la adolescencia a la jubilación.

1. Momento ligoteo

A la hora de conocer gente: nos creemos lo más. Ligamos por las redes sociales, que si Tinder, Happn, Instagram... Pero somos más antiguos que llevar tortilla de patata a la playa. Necesitamos hacernos una idea de qué cara tiene la otra persona. Cuando digo cara, digo culo, piernas, pelo y radiografías de todo en general. Queremos conocer sus hobbies, aspiraciones... Buscamos información a una velocidad de aproximadamente 75.700.000 resultados en 0,99 segundos, que ni el CNI. Lo revisamos todo hasta conocer más a sus ex parejas antes que al candidato en cuestión. Vamos, como lo haría tu abuela cuando se informaba de si su pretendiente era de buena familia. O peor, y tanto que peor. 

2. El abuelo cascarrabias

Gruñir por todo como toque personal. "Hace mucho calor", "joder me muero de hambre y por aquí solo venden comida basura", "te he dicho que no me pongas hielos", "este bar es demasiado nuevo y no me fío de lo que cocinen", "¡Uy! pero si es un antro viejo de mala muerte aquí viene Chicote y le prende fuego directamente". Y así hasta mañana.

Luego está tu vida social, en la que te has vuelto mucho más selectivo con la gente; a tu parecer "exigente". Antes seguías la filosofía de "cuanta más gente en una fiesta mejor", pero ahora ya no quieres compartir tu tiempo con personas "que no te aportan nada", una reunión entre amigos, el bar de siempre y tan agustito.Resultado de imagen de ignoring gif

3. Pérdidas de memoria

Como buen abuelo que estás hecho a veces no te funciona bien la cabeza. Y claro así te va:

+Viejoven 25: Hoy me he cruzado con la hija de la vecina y vaya tela... Estas niñas de hoy en día no dejan nada a la imaginación. ✓✓

-Madre de la Viejoven 25: Cariño, esa falda es tuya. Le pasé ropa que ya no usabas a la del tercero...✓✓

ZAS, y sin verla llegar. Te crees que has evolucionado muchísimo, ahora eres mucho más maduro y a ti esas cosas ya no te afectan. Has aprendido a relativizar, has adoptado un estilo mucho más personal y adulto... Que vas de guay, pero eres un prejubilado con un pie en la hamaca del porche. Y lo que mola. Resultado de imagen de teen drama gif

4. Fiestisiesti

Ya no sales a petarlo, sales 'de tranquis', 'de bares'. Pero nada de quedarse hasta las tantas. Dormir, qué placer. Estás de pie copa en mano en la puerta de un local y solo piensas en lo calentito que estarías en casa bajo el edredón.

Pasamos de raves gitanas, a ir a pasar el día a Burgos. Y es que una vez has pronunciado el "me gusta madrugar los domingos para aprovechar el día", ya no hay vuelta atrás.

Resultado de imagen de get up happy gif

5. Planazo de domingo

Ir a tomar un vermut como los de siempre (anchoita y aceituna incluidas), una expo que acaban de inagurar y tapear algo, la siesta de después de comer con una buena true story de esas que echan en Antena 3. Hacer comiditas para llenar los tuppers de toda la semana. Algo currado pero sano y variado. Porque tu ahora te cuidas que ya no estás para trotes. Y si te queda algo de tiempo, pues perfecto, así puedes planchar las camisas del curro mientras ves algo en Netflix...

Resultado de imagen de siesta gif

6. La jubilación sexual

Follar está sobrevalorado. Hoy en día lo que mola es comer. Está comprobado, si tienes que elegir entre tu comida favorita, incluida esa receta de tu abuela con la que babeas, o echar un polvo... Tú te lanzas en plancha y rebañas el plato hasta sacarle brillo. Que ya follarás, o no, qué más da. Carpe diem, si señorito señor.

Resultado de imagen de comer gif