6 películas inspiradoras para seguir teniendo fe en este mundo

Últimamente estamos necesitando esas películas que iluminan tu vida, aquellas que te hacen llorar de emoción positiva, que te muestran que lo imposible puede que no lo sea tanto y que la fe mueve cordilleras. Porque el cine, además de un reflejo de nuestro mundo, también puede ser el espejo donde mirarnos e imaginar un lugar mejor.


1. Captain Fantastic (Matt Ross, 2016)

Una pareja decide criar y educar a sus hijos en los bosques, alejados de la civilización. Sin embargo, cuando la madre muere, y con la intención de ir a su funeral, Ben (Viggo Mortensen) y sus seis hijos tendrán que mezclarse con una sociedad que les resulta ajena e incluso, para los más pequeños, desconocida.

Esta película es más que una crítica a la sociedad de consumo, la pérdida de valores y los métodos de enseñanza; es un ensayo sobre el ser humano y sus infinitas posibilidades, un grito que nos recuerda que hay que cuestionar y ser cuestionados para convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos. Cuando la termines, sentirás que otro mundo es posible. Los consejos que Viggo Mortensen da a su hijo mayor al final de la película son una de las cosas más bonitas que van a escuchar tus oídos en mucho, mucho tiempo.


2. Lion (Garth Davis, 2016)

Saroo es un niño de 5 años nacido en la pobreza de la India. Una tarde como cualquier otra sale junto a su hermano mayor en busca de comida y se pierde. Éste es el punto de partida del relato de supervivencia, y posteriormente de búsqueda, del niño y el hombre en el que se convierte. La película es una historia de perseverancia que habla del poder de la memoria y la importancia del hogar. Del amor de un hijo y un hermano.

Lion es de esos guiones que si no tuvieran una historia real detrás creerías que el que lo ha escrito se ha pasado un pelín con el colorante para cupcakes. Sabiendo que es verdad, solo te queda aplaudir mientras lloras. Además, de regalo, te llevas una hora para poder observar y escuchar a Dev Patel, que interpreta al Saroo adulto.


3. Eternal Sunshine of the Spotless Mind (Michel Gondry, 2004)

Joel y Clementine están pasando por un momento difícil de su relación y esta decide borrar todos los recuerdos que conserva de Joel, un proceso que es posible gracias a una novedosa tecnología. Cuando Joel se entera de que Clementine le ha olvidado por completo, decide someterse también al proceso. Sin embargo, a mitad del mismo, navegando entre los recuerdos felices, Joel se arrepiente de su decisión e intenta revertir el borrado.

La trama de esta película se estructura a medida que los recuerdos de Joel desaparecen y lucha por mantenerlos para salvar la memoria - y el amor- de Clementine del olvido. Algunos dicen que este guión de Charlie Kauffman es una de las historias románticas más bonitas jamás contadas. Un canto al amor verdadero por encima de las adversidades que teje esa conexión a través de la memoria emocional. Porque de qué sirve borrar a una persona de tu mente cuando tu corazón no puede olvidarla.


4. Erin Brockovich (Steven Soderbergh, 2000)

Ahogada en deudas, una madre divorciada perteneciente a la white trash americana comienza a trabajar en el bufete de su abogado gracias a un favor que le hace este por haber perdido su caso. En poco tiempo, Erin -papel por el que Julia Roberts ganó el Óscar- descubre un asunto turbio relacionado con unos vertidos en las aguas de la zona.

Inspirada también en una historia real, esta película es un David contra Goliat que nos recuerda que en ocasiones la justicia sí hace justicia. El personaje de Roberts rompe estereotipos de clase y género y lidera una narración que alimenta la creencia de que si nos unimos por una causa es posible vencer a los poderes fácticos.


5. Short Term 12 (Destin Daniel Cretton, 2013)

Grace (Brie Larsson) es una joven que trabaja en un hogar de acogida para adolescentes problemáticos mientras mantiene una relación con uno de sus compañeros de trabajo. La llegada de una nueva chica hará que los traumas de su infancia vuelvan a salir a la superficie.

Esta peli fue un exitazo en el panorama indie americano y nos presenta a una Brie Larson brillante, por aquel entonces aún desconocida para el gran público. Una historia rodada con un pulso fuerte y realista que reúne a un grupo de personas marcadas por su ambiente y su pasado luchando por seguir adelante. Short Term 12 es un susurro en el oído de todo aquel que ha sufrido algún trauma en la vida: "Todavía tienes derecho a amar y ser amado. Tú decides tu camino".


6. Arrival (Denis Villeneuve, 2016)

Los extraterrestres llegan a la Tierra y el mundo aguanta la respiración. Sin embargo, no sucede nada. Una lingüista (Amy Adams) y un físico (Jeremy Renner) son reclutados por el gobierno para establecer contacto con los recién llegados.

Arrival es una oda a la comunicación y al entendimiento entre los pueblos en la misma medida que un salto de fe hacia el futuro. Es una película de ciencia ficción intimista, una obra de literatura audiovisual que atrapa sin remedio. La realidad -y el tiempo- viene determinada por nuestra propia perspectiva. ¿Qué pasaría si fuésemos capaces, de verdad, de aprender a verla desde otro ángulo? Puede que a la humanidad se le concediera una segunda oportunidad.