6 Escenas De Los Simpson Que Han Marcado Nuestra Generación

Sin duda alguna, Los Simpson han marcado un antes y un después en nuestras vidas. Es la serie de televisión con la que hemos crecido y que nos ha acompañado siempre a la hora de comer, justo antes del telediario. Es el programa de nuestra generación por excelencia. Tanto es así que todos nos preguntábamos siempre por qué los de Antena3 no quitaban la publicidad para poner un tercer capítulo, porque todos hicimos los cálculos y coincidíamos en que tres episodios de 20 minutos eran mejor que dos y todo ese tiempo desperdiciado mirando anuncios...

Sí, hasta ese punto llegó nuestro fanatismo. Sin embargo, Los Simpson no solo nos han entretenido, sino que incluso nos han demostrado que su humor es aplicable a la vida real, porque algunas de sus escenas han hecho que nos sintamos totalmente identificados con ellas.

1. "Eso no posible es"

Seguramente te ha pasado algo parecido en alguna ocasión. Ya no me refiero al suspenso en lengua, que también es posible, sino al hecho de equivocarte al decir frases o incluso palabras. Anda que no habrás soltado veces barbaridades del estilo: "cabió", "escribido" o cosas por el estilo. Y será mejor que no tratemos el tema del "haber - a ver"...


2. "Eso que se usa para taca... y a comer"

Otra situación parecida es esa en la que estás hablando y se te olvida algo que resulta muy evidente y a la que te refieres como "eso" o "aquello", que normalmente va acompañado del típico: "¿Sabes lo que te quiero decir, no?".


3. "¿Lo ha entendido?"

Lo típico. Te explican algo que puede parecer evidente y precisamente por eso empiezas a decir que sí a todo, pero luego resulta que no te has enterado de una mierda. Por suerte, en la vida real no suelen ponerte un detector de mentiras, aunque si la cagas ya será un claro indicador de que algo no pillaste.


4. "64 lonchas de queso americano"

Cuando regresas a casa después de una larguísima noche de fiesta con más hambre que Luis Suárez en un partido de fútbol y te pones a comer como un cosaco, especialmente pasta. De hecho, es el momento en el que más te inspiras, como si fueras un concursante de Masterchef...


5. "Mírame, estoy haciendo feliz a la gente"

Sarcasmo en estado puro. Te suena, ¿verdad?


6. "Con él es como si no llevara nada"

Cuando quieres acordarte de algo y no deja de venirte a la cabeza otra escena que te absorbe completamente. Es como cuando quieres recordar el ritmo de una canción y solo eres capaz de tararear otra totalmente distinta. Cómo jode, ¿eh? Ojalá existiera un Shazam mental.


*Extra: balonazo en la entrepierna

Simplemente, todos los hombres de este planeta saben que un pelotazo en las partes nobles es tan doloroso como para tirarse al suelo y no moverse durante horas.