6 Bonitos Ilustradores Españoles Que Hacen Magia Con Sus Manos

Creatividad, ingenio, talento. Los trabajos de estos creadores, más o menos conocidos, inundan cada vez más las calles, la prensa, los libros y las portadas de discos. Tal vez en alguna ocasión te haya sorprendido la obra de alguno de ellos, porque nuestro país puede presumir de artistas de fama internacional. Esta es una recopilación para que puedas adentrarte en el mundillo, y para que la próxima vez que te encuentres con alguna de sus creaciones, seas capaz de ponerles nombre y apellidos.

Elena Pancorbo

Si algo tiene Elena es que sabe retratar de una forma dulce y delicada a las chicas de sus ilustraciones. Su Instagram es una oda a la belleza femenina, a la nostalgia de las mujeres jóvenes que miran a cámara. Las manos de esta ilustradora española saben cómo retratar la melancolía, por eso sus dibujos en colores pastel son un arma para exteriorizar todas las emociones que se quedan dentro.

elena-pancorbo7
elena pancorbo

Ricardo Cavolo

Que no te engañe su apariencia naif. Las ilustraciones de este salmantino están cargadas de simbolismo y dobles significados. Aunque estudió Bellas Artes, todo lo que sabe se lo enseñó su padre y el paso de la vida. Los colores vivos y puros canalizan toda su energía, utilizando las referencias al fuego para aumentar, todavía más si cabe, la intensidad de sus obras. El artista convivió varios años con el pueblo gitano, con el que conoció otra cara de la sociedad y gracias al que pudo constatar que la auténtica sabiduría no sólo se aprende en las escuelas. Esta es la razón por la que los seres que habitan sus obras tienen más de dos ojos; para poder ver más y más lejos.


Irene García. Gamusire

Esta artista madrileña estudió publicidad, pero todas las horas que restaban del día se las pasaba pintando. Siempre lo tuvo claro, la pintura sería en lo que gastaría las horas de su vida. Tanto óleo como ilustración digital y cerámica, actualmente se adentra en el mundo de la arquitectura combinando sus retratos con formas geométricas. Pero su inspiración va mucho más allá, y es que en su estudio nunca falta una serie o una película mientras trabaja. Irene tiene una gran curiosidad y unas ganas enormes de experimentar. Síguela muy de cerca porque nunca sabes cuándo te sorprenderá con algo nuevo.


Carla Fuentes. Little is drawing

Esta joven valenciana estudió diseño porque soñaba con ser sastre de moda masculina. Pronto se dio cuenta de que el amor por la estampación iba más allá y empezó a llevar sus dibujos hasta el papel y los lienzos. Carla dibuja todo aquello que le emociona y lo plasma "a su manera". Su estilo inconfundible y su afán por plasmar lo que le emociona le ha convertido en una ilustradora muy cotizada entre las marcas. Ha decorado tiendas, diseñado prendas, creado carteles para bandas de música y películas, ha ilustrado publicaciones... Incluso ha recopilado en un libro propio, Ilustres conexionestodos los lugares, objetos y personas que inspiran su vida y su trabajo.


Bakea

La mente de Juan Carlos Paz está plagada de monstruos. Pero no hay en él nada tenebroso: sus muñecos son coloristas, simpáticos y muy 'achuchables'. Ese zoológico es tan grande que el artista ha creado su propio animalario, Bakelanasland, en el que explica las relaciones que sus personajes mantienen entre ellos y cómo es el mundo en el que habitan. Aunque sus primeros pasos fueron en el mundo de la publicidad, Bakea también abandonó su trabajo en una agencia para dar rienda a un mundo interior rico, simpático y curioso.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA


José A. Roda

Este comunicador especializado en diseño gráfico cambió de rumbo por, como él mismo las llama, sus 'mujercitas'. Todo empezó con una Frida, protagonista de la primera obra que vendió al poco tiempo de mudarse a Madrid. José es humilde, currante y fan de todo lo que puede. Mitómano confeso, sus creaciones siempre están protagonizadas por grandes mujeres como Lola Flores, Lana del Rey, Alaska, Sara Montiel o Martirio. En sus inicios, jamás pensó que podría vivir de esto, que sería capaz de convertir su pasión en su profesión, pero lo cierto es que no anda lejos de conseguirlo. Su última creación son las Roda Doll, una serie limitada de muñecas de madera que confecciona de manera artesanal y con mucho cariño.