32 Cosas Que Hacemos Pero Que No Tienen Ningún Sentido

El ser humano es un animal bastante irracional dentro de todas esas mierditas que nos hacen creer. Sí, hablo de que somos el ser por excelencia, que sabemos hacer de todo y que a lo largo de la Historia vamos evolucionando. Pero creo que hay conexiones en nuestro cerebro que tienen algún cable suelto y si no te lo crees mira la cantidad de cosas irracionales que hacemos en nuestro día a día.


1. Miras constantemente el móvil por si te ha llamado y no te has enterado, a pesar de tenerlo al lado.

2. Te pegas una caminata de la leche y cuando llegas a la cima de la montaña te pones las manos en las caderas. ¿Eres Superman o qué?

3. Levantas los tobillos cuando estás cagando; es un hecho.

4. Miras cada 15 minutos la nevera, cuando la realidad es que siempre hay lo mismo.

5. Cuando llueve y no llevas paraguas caminas con la cabeza agachada ¿Piensas que te vas a mojar menos?

6. Abrimos la boca cada vez que miramos al techo.

7. Intentas sacar el correo por la ranura cuando lo único que vas a conseguir es rajarte la mano.

8. Cada vez que llegan las páginas amarillas te emocionas y las subes a casa, cuando los dos sabemos que no las vas a utilizar en tu vida.

9. Pides ensalada, un café con sacarina y de postre tarta de chocolate.

10. Cuando te cuelgan, te quedas mirando el teléfono como si él tuviera la culpa.

11. Te da mucha pereza llevar a enmarcar cosas que quieres colgar en casa.

12. Cuando tiras una carta, miras por la ranura del buzón. ¿Qué pretendes encontrar, un cartero enano?

13. Tienes muchísimos auriculares en casa y cuando quieres escuchar música los pruebas todos esperando que en alguno funcionen los dos.

14. Tienes la misma revista en el baño desde hace 20 años, pero te da igual.

15. Cuando vas a probarte unos zapatos, te da una vergüenza terrible quedarte en calcetines. Tienes miedo de que te huelan los pies, y lo sabes.

16. Tenemos una extraña intención de tocarnos la nariz con la lengua, y cuando no lo consigues te frustras (además de parecer un imbécil).

17. Muerdes el piquito del cucurucho cuando te comes un helado aun sabiendo que se va a derramar por todo.

18. Te dan asco los cerdos rebozándose en el barro, pero luego pagas 100 euros por hacer exactamente lo mismo en un balneario.

19. Cuando algo no funciona, piensas que dándole golpes se va a arreglar. Claro que sí, campeón.

20. Siempre pones caras en el espejo del ascensor.

21. Abres la boca cada vez que te tienes que poner gotas en los ojos.

22. Cada vez que vas de viaje te sientes culpable si te has dejado algún museo.

23. Cuando te enfadas te cruzas de brazos, cuando en verdad no ganas nada con ello.

24. Cuando te sale un moretón, te lo aprietas. ¿Qué problema tienes?

25. Cada vez que compras medicamentos los abres por donde no toca y siempre tienes enrollado el prospecto a las pastillas.

26. No fumas delante de tus padres y cuando sales por la puerta te lo fumas todo.

27. Te da asco comer con las manos, pero a las 5 de la mañana, cuando te comes el kebab, si pudieras chuparte los dedos de los pies también lo harías.

28. Cuando escuchas ruidos en casa, sigues mirando debajo de la camas y dentro de los armarios.

29. Cuando llegas a tu casa tu madre te pregunta: ¿Ya has llegado? No, mamá, es un holograma, no te jode...

30. Cuando alguien se ha hecho mucho daño, preguntamos: ¿te duele?

31. Chuparte el codo, ¿Acaso te piensas que lo conseguirás?

32. El dedo meñique del pie solo sirve para rebentártelo contra cosas.


No sé tú, pero yo después de todo esto me siento realmente subnormal, y a la vez humano, así que qué vivan esos hábitos universales y eternos.