Sí, Ya Han Pasado 20 Años Desde Que Bailabas El Wannabe En El Playback Del Colegio

No, no estamos de coña. 20 años, sí. 240 meses. Este viernes se cumplen los 4.385 días y noches desde que el mundo de la música dio un giro radical y aparecieron ellas: Mel B., Geri, Victoria, Mel C. y Emma en las que tantas preadolescentes nos transformamos en el playback de fin de curso. El 8 de julio de 1996 fue el primer día que en Europa y Oceanía se pudo escuchar el icónico 'Wannabe'. Las Spice Girls habían nacido y ya nada volvería a ser lo que era.

El disco fue número uno en más de 20 países, vendió seis millones de copias, tiene cerca de 180 millones de reproducciones en YouTube y es una de las canciones más reconocidas del mundo a la altura de 'La Macarena'. Ahí es náh.

Pero 'Wannabe' no es solo la canción más famosa de las Spice, sino que es, seamos sinceros, una de sus pocas canciones conocidas. Pero no importa. Wannabe y las Spice han sido tantas cosas en nuestras vidas que se lo perdonamos todo. De hecho, volver a ver el vídeoclip (¡hazlo ya!) da un subidón increíble.

Y cuánto hemos fantaseado con el regreso del grupo desde que se rompió allá por el '98. Ha habido algunos reencuentros y actuaciones, como el último en los Juegos Olímpicos de Londres, pero nada en serio. Mucho decir que se iba a celebrar el 20 aniversario este año, que se iba a montar una gira de la leche. Al final nada. Por lo que parece habrá que esperar hasta el 2017. "Este sería el año perfecto para celebrarlo pero los principales lugares están todos reservados", explica Mel B en una entrevista.

La canción es un mezcla de dance, rap y hip hop. Una bomba, vamos. En 2014 se publicó un estudio que decía que la gente reconoce Wannabe en 3,5 segundos, muy por debajo de los cinco que se necesitan para la mayoría de las canciones. Las Spice la escribieron junto a Richard Stannard y Matt Rowe, cuyos nombres ponemos aquí porque en la vida de buen nacido es ser agradecido.

Normal. Porque durante año y medio no hicimos otra cosa que escuchar una y otra vez esta canción, leer la Super Pop con todos sus detalles, elegir cuál de las Spice éramos en la fiesta de fin de curso (¿alguna Emma más en la sala?) y aprendernos la coreografía. Lo que dejamos para más tarde fue aprendernos la canción. Vale, sí, del “if you wanna be my lover”… nanana … “my friends”, pero con eso bastaba.

Porque de eso iba la canción. De amor y amigos. Sobre todo de amigos. Las cinco Spice hicieron gala de eso que hoy se llama empoderamiento femenino. No vas a separar a este grupo de amigas, venían a decirle al tío. O nos tomas a todas, o a ninguna. “If you wanna be my lover … you gotta get with my friends … make it last forever friendship never ends”.

El baile en la escalera del hotel se convirtió en la coreografía más imitada. Y los chándales, las coletitas y las pijas se pusieron de moda. Había Spice para todas. Eran al mismo tiempo irreverentes, cursis, provocadoras, deportistas y picantes. Podía no gustarte una, pero era prácticamente imposible que no te gustara ninguna.

Porque eras demasiado pequeña para haber bailado Wannabe en una discoteca. Así que el recuerdo es si cabe aún más dulce porque te implica a ti ante el espejo de tu cuarto, a ti en casa de tu amiga y a ti en el patio del colegio. Lo importante era elegir quién eras y bailar.

Pero como todo en la vida, el sueño se rompió. Geri nos rompió el corazón cuando en 1998 dijo que se iba, Vicky se casó con David Beckham, Mel B tuvo un hijo con Eddie Murphy y muchas otras cosas pasaron entre medias, que 20 años dan para mucho. Pero de eso, claro, ya te habías dado cuenta.