10 series que aún no has visto (y deberías)

Esta vez viajamos por el mundo para descubrir nuevas series porque, a veces, salir de lo mainstream no está nada mal. Así, nos hemos 'tropezado' con thrillers muy potentes en Israel y Argentina, comedias geniales de Australia y Dinamarca, además de tesoros que han nacido en Suecia e Italia. Toma nota, porque vais a engancharos a estas 10 series y ninguna ha salido de EEUU.


Estocolmo

Una de esas maravillas que puedes encontrar en Netflix y no son yankees. Se llama Estocolmo, es de producción argentina y su primer capítulo arranca repleto de tensión, enganchándonos al sofá con su intenso tono de thriller. La supuesta colaboración entre una presentadora de noticias, un fiscal y su hermano -que es un agente encubierto-, es la base para resolver una serie de asesinatos y una posible red de trata de personas. El misterio se va alargando durante los 13 capítulos que dura la primera temporada, muy recomendable.


Love, Nina

Nina (Faye Marsay) llega al Londres de los años 80 para cuidar de dos niños, Joe y Max, empezando esa tradición de ‘au pair’ que se mantiene en la actualidad. Es una sitcom basada en las cartas que Nina Stibbe le escribía a su hermana para contarle su aventura con esta familia, aunque el guión está firmado por el siempre genial Nick Hornby, escritor de Alta Fidelidad.

La madre de los niños es la fantástica Helena Bonham Carter, que vuelve a deleitarnos con otro papel camaleónico, mientras que el ‘novio’ de Nina es Joshua McGuire, al que conocimos por la serie Lovesick. Casi no salimos de una calle y una casa, pero sobra para encariñarnos con ella, la madre y los debates futboleros de los chavales. ¡No puedes ser del Leicester!


Les Témoins

Si hay un país especialista en crear series de misterio, ese es Francia. Hace unos años sorprendieron al mundo con la indescifrable Les Revenants y ahora han conseguido la misma atmósfera en Les Témoins. Es una mini-serie de 6 capítulos con el conocido Thierry Lhermitte como protagonista, volviendo a demostrar que las estrellas de cine europeas también apuestan por la pequeña pantalla. Mucha intriga sobre su personaje y una familia que aparece muerta. ¿Quién habrá hecho algo tan macabro?


Rita

Fue la serie estrella en Dinamarca desde 2012 a 2015, una ‘dramedia’ en la que conocemos a esta profesora atípica y cautivadora por su forma de ser. Rita Madsen (Mille Dinesen) es una mujer sin pelos en la lengua que sobrepasa los cuarenta años, se folla al director de colegio cuando quiere y nos hace reír con sus borderías, su humor y la forma de tratar a sus tres hijos, que son parte fundamental de la serie. Las tres temporadas están en Netflix, los capítulos duran 40 minutos y hasta ha tenido un spin-off de Hjørdis, la joven maestra que aprende de Rita, pero con poco éxito.


Gomorra

Es posible que hayas conocido esta serie italiana porque te encantan las historias de mafiosos, pero tras Los Soprano o Boardwalk Empireya era hora de engancharnos a una 100% autóctona. Está basada en el conocido y polémico best-seller Gomorra, escrito por Roberto Saviano, que se inspiró en hechos reales ocurridos en el norte de Nápoles por la violencia que generó la famosa Camorra. El clan de los Savastano te engancha como lo hizo la familia Corleone en El Padrino, pero al ser una serie podemos disfrutarla en dos temporadas y 24 episodios, aunque ya hay confirmada oficialmente hasta la cuarta.

Por cierto, la ficción está superando a la realidad y el libro de Saviano se ha quedado corto. Tal ha sido el éxito de Gomorra que la mafia está imitando a los personajes y ya “no son camorristas, sino gomorristas”, según explicó un jefe de la Policía di Stato. Alucinante.


Bron (El Puente)

Serie de origen sueco que fue toda una revolución gracias a su premisa: una mujer aparece asesinada en mitad del puente que une Dinamarca y Suecia. Hasta allí llegan Martin y Saga, un policía danés y su homóloga sueca, que deberán resolver el caso. Si todavía no la has visto, ahora puedes disfrutar de sus dos temporadas en Netflix, son 20 capítulos geniales y con un estilo mucho más arriesgado que su remake norteamericano The Bridge, pese a contar con Diane Kruger en el reparto.


Fauda

Revelación en Israel, su primera temporada (está en Netflix) acabó por todo lo alto y se espera que llegue la segunda cuando antes. La serie va sobre el regreso de Abu Ahmed, un terrorista palestino con más de 116 muertes a sus espaldas y que sobrevivió a una operación de los Mistaarabim. Fauda significa 'Caos', una palabra árabe que se ha hecho popular en Palestina gracias a esta ficción que habla de la cruda situación de Oriente Medio sobre el terreno y con mucha intensidad. Episodios de 40 minutos y con una ambientación de realidad que, sin embargo, no debe tomarse al pie de la letra por su posicionamiento claramente israelí, aunque te engancha rápidamente.


Please like me

Esta sitcom nos llega desde Australia y gira en torno a Josh (Josh Thomas), un joven que roza la treintena y acepta su homosexualidad tras romper con su novia Claire. Distribuida en todo el mundo en Netflix, de momento nos ha regalado 30 episodios divididos en tres temporadas (ya esperando a la cuarta), que nos enamoran desde el principio gracias a su humor y unos personajes cuyas acciones rozan lo absurdo. De estilo ‘pop’ y muy ligera, genial para devorarla en un fin de semana.


Peaky Blinders

Posiblemente sea la serie más conocida de toda la lista, pero esta familia de gángsters que atemoriza la Birmingham de entreguerras merecía ocupar un sitio privilegiado. En mayo arranca su cuarta temporada con un reparto de lujo que encabeza Cillian Murphy, al que también se une Helen McCrory y Tom Hardy, mientras que el guión es cosa de Steven Knight, quien acaba de repetir con Hardy en Taboo. Mucho ritmo, una banda sonora trepidante y unos personajes como Thomas Shelby que logran encariñarte una vez más con la mafia; así podríamos resumir a los Peaky Blinders, demostrando que las series inglesas están de moda y éxitos como The Crown no son casualidad.