10 películas de amor y sexo adolescente para volver a sentir un estallido emocional

La adolescencia es un periodo tan bonito como peligroso en su exploración, intentamos madurar a ritmo de Nirvana o Beyoncé mientras creemos estar en la película Kids o Barrio. Cuando eres un joven, y algo friki, te envuelves en las historias, piensas que podrías protagonizar una novela de Ben Brooks y te dejas influenciar por todo aquello que te llama la atención, visual o musicalmente. Apoyarse en ficciones está genial para enriquecerse y conseguir una nueva forma de ver el mundo.

En las siguientes películas de amor comprobamos que, para sentir la verdadera exploración humana, hay que salir de la llamada ‘zona de confort’. La gente que cambia su vida o toma una decisión trascendente no lo hace desde el lujo y los problemas banales, sino que encuentra su camino en las adversidades. Esta lista va en continuo crecimiento junto a las vivencias y problemas que suelen aparecer en esas edades. Y es que, reconozcámoslo, esa etapa en la que sentimos los primeros estallidos sentimentales, es crucial para definirnos como personas.


Sing Street

Connor es un adolescente y fan de The Cure, al que cambian de colegio. Por suerte, allí conocerá a Raphina, su principal motivación para crear un grupo de música y sentirse como en la canción Freedom. Pop-rock británico, una banda sonora para escuchar en bucle y una extraña historia amor sobre la tristeza feliz, rasgos que te enganchan musicalmente como ya hiciera Once.


Submarine

Si la adolescencia es pura tragicomedia, Oliver Tate es su representante. Enamorado de Jordana, ambos disfrutan de sus locuras, pero no pueden evitar sentirse culpables por los problemas de sus padres. Bajo las geniales canciones de Alex Turner, en Submarine surcamos el intento de madurez y la exploración de nuevas emociones. Todo viene con un componente pop muy british, aunque también momentos extraños y fascinantes.


North Sea Texas

A veces un traslado también supone una puerta abierta para indagar sobre nuestra sexualidad y Pim es adolescente un soñador que empieza a sentir algo por Gino, un vecino tres años mayor que él. Romance y dudas en una recomendable historia de amor ‘milenial’, con familia y secundarios de por medio que pueden ayudar (a su manera) a disfrutar de esta nueva relación.


A primera vista

En un tono muy distinto a la anterior, Leonardo es un chico ciego de 15 años con muchos sueños, entre los que se encuentra enamorarse. Un día aparece Gabriel y todo cambia, produciéndose un flechazo donde ‘no importa’ la vista. Sin centrarse en su orientación sexual, vivimos lo que supone descubrir estos sentimientos por primera vez y emocionarse con esta experiencia vital que suele llegar en la adolescencia.


Las ventajas de ser un marginado

“Bienvenido a la Isla de los Inadaptados”, le dice Sam metafóricamente a Charlie, un chico que necesitaba hacer amigos. Junto a ella, que le tiene fascinado, y su amigo Patrick, los tres afrontan las dificultades de un instituto a su manera, unos jóvenes Soñadores. Se sienten vivos y miran al futuro sabiéndose extraños, pero disfrutando de sus malditas ventajas.


Bang Gang

Es una historia de amor moderna donde cinco amigos, dos chicas y tres chicos, organizan orgías para tantear los límites de su sexualidad. Sin juicios morales pero con mucha importancia a las nuevas redes sociales, la historia de Eva Husson te atrapa porque vislumbras la libertad de sus decisiones mientras van creciendo. Ellos disfrutan de experiencias que les enriquecerán, aunque luego se olviden, porque esta etapa va de esto: investigar sin tapujos.


Joven y bonita

Isabelle tiene 17 años y, tras una decepcionante primera relación sexual, siente un fuerte deseo por seguir explorando su cuerpo. A espaldas de su familia decide convertirse en prostituta y comienza a tener muchas citas, convirtiendo su vida en un juego de autodescubrimiento tan inquietante como incontrolable. Isabelle te hipnotiza, porque en su mirada vemos reflejada esas necesidades sexuales que a veces sentimos sin frenos. Brillante como siempre François Ozon.


La orilla

Convertirse en adulto es un proceso complicado, pero hay momentos donde es mejor arriesgarse y dejarse llevar por las experiencias. Martin y Tomaz son dos buenos amigos que emprenden un viaje por el sur de Brasil para solucionar una herencia, pero las adversidades harán que se planteen algo más que la amistad. Una historia donde sobran las miradas para ver su amor.


Los amantes del círculo polar

“Estar enamorada no es fácil, no basta con desearlo hay que oírlo”, le dice Ana a Otto, dos chicos que se han amado desde el colegio, aunque nunca han conseguido cerrar el círculo. Una película extraña y perturbadora donde recorremos las fases del amor inacabado, siempre esperando a nuevas casualidades para terminar de atreverse.


Tres recuerdos de mi juventud

Pasando del final de la adolescencia a la plena madurez y sin saber bien dónde estamos, de repente Paul recuerda sus 16 años y su pasado en París. Pero, de entre todas las historias que vienen a su mente, nos enamoraremos de Esther como él. Un romance complicado, como cuando el amor ahoga y angustia, pero que no quieres perder. Entre todas las historias vemos cómo la adolescencia nos va formando y, aunque años después igual no la hayamos superado, echaremos la mirada atrás intentando hacer memoria de nuestra juventud. ¿Habremos tomado las decisiones correctas?