10 películas para que acabéis los planes de 'cena y peli' borrachos de amor y sexo

Después de un tiempo juntos (días, semanas, meses… allá cada uno) las citas en restaurantes y los encuentros con cervezas se terminan convirtiendo en noches de casa, en noches de cama. El fin de semana es la mejor ocasión para no dormir y los sábados la elección más común para 'cenar y ver una peli'. Con vino todo suena mejor, especialmente el momento de escoger lo que vais a ver esa noche, porque el desenlace puede variar considerablemente en función de la elección. Aquí viene una guía con propuestas que podrían servir para culminar con una excitante conversación haciendo y deshaciendo el amor y el sexo.

Frances Ha

Aunque siempre se ha dicho que una de Woody Allen es genial para una cita, Noah Baumbach ha demostrado que en Brooklyn también puede surgir la pasión como en Manhattan. Cuidado con Frances Ha porque no es una película que incite al sexo, pero Greta Garwig tiene un atractivo muy personal y fijo que surge una conversación sobre la modernidad, con esas dudas existenciales tan fascinantes en momentos ebrios. Para terminar comentándola en la cama.


Shame

Nos vamos al lado opuesto. En Shame, de Steve McQueen, hay demasiados alicientes para acabar en el granero, destacando de sobremanera las dotes de Michael Fassbender. Muestra otra visión del sexo, mucho más oscura y perturbadora, pero con un estilo y momentos tan dolorosamente mágicos que excitan los movimientos en el sofá. Suciedad y deseo incontrolable para empatizar.


Antes del amanecer

Muchas películas de éxito han demostrado que todo es posible, incluido salir de la ‘friendzone’, pero ninguna como la trilogía de Richard Linklater. Antes del amanecer es la primera de ellas, perfecta para románticos empedernidos con ganas de conocer la historia de Céline y Jesse, tan adictiva como su encuentro casual en un tren de Viena que les lleva a discutir sobre la vida, las parejas y el sexo.


Weekend

El azar vuelve a ser el origen de un idilio, una emocionante historia sobre Russell y Glen, dos jóvenes con mucho amor por darse. Buen aprendiz de Linklater, el filme de Andrew Haigh te llena de magia, ilusión e intimidad. Pero no está dirigido tan solo al público gay, porque su realismo e intensidad se meten hasta lo más profundo de cualquier juego de sábanas en busca de un romance.


Like Crazy

Tal vez la noche se erija como una aventura que puede terminar a distancia e implicar a terceras personas por el camino, pero si hay una conexión como la de Anna y Jacob el desasosiego será constante. Cuando hay una fecha de separación, un obstáculo a superar, la historia de Drake Doremus es ideal para intimar de una manera hermosa e ilusionante.


Soñadores

Si se buscan emociones extremas, fantasías y disfrutar de la sexualidad como nunca, Soñadores de Bernardo Bertolucci es la mejor opción. En el París de 1968 y con los universitarios en una revuelta histórica, Isabelle (Eva Green), Theo (Louis Garrel) y Matthew (Michael Pitt) forman un trío que te seduce con sus aventuras, correrías, juegos y momentos de pasión desenfrenada.


La vie d’Adèle

Puede que no haya mejor película para explorar las diferentes fases del amor que la protagonizada por Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux. Aunque no es la opción más directa para el propósito inicial del artículo, sí tiene los ingredientes para conmover, excitar y sentirse perturbado por algunas de las escenas de sexo mejor representadas en la historia del cine.


Todas las canciones hablan de mí

Arranca la última fase de la lista con cine local, con una pequeña joya de la tragicomedia juvenil, recordándonos a esa persona que nunca hemos podido olvidar. Tal vez sea la que tienes contigo en el sofá y es posible que todavía no lo sepas, pero esa canción que está sonando ahora en Radio 3 y recuerda a la Dolors de Manel podría arrancar esta noche.


El otro lado de la cama

Tiene música y canciones, pero el tono es muy diferente. Una de las comedias españolas más divertidas de todos los tiempos, con el sexo y las parejas como telón de fondo, que invita a follar constantemente. Igual echas un polvo y te ponen un 7’5, pero siguiendo los consejos de Rafa (Alberto San Juan) es imposible que cada noche no sea más feliz que la anterior.


Kiki, el amor se hace

Si hablamos de comedia y excitación, la reina del año ha sido Kiki, el amor se hace, heredera del mejor humor español en el cine. A través de un hilo conductor, las filias sexuales de cinco parejas, Madrid se erige como el escenario perfecto para hacernos vibrar, reír y gemir como nunca. ¿Algo mejor que la risa para acalorarse?