Las 10 canciones que llenarán de buen rollo esas noches de risas y birras con tus amigos

Ya te lo estás imaginando. Empieza a hacer calor, a sobrarte la chaqueta por las noches (del edredón ya ni hablamos), llegan las cañas en las terrazas y ese ambiente a verano que tanto añorabas. Pero, sin duda, lo que más echabas de menos de esta época son esas noches de risas, de cervezas y de música con tus amigos. Solo estáis ahí, sin mirar el reloj, escuchando canción tras canción dejando pasar las horas. Y como no queremos que una de estas te pille sin repertorio y tengas que tirar de la lista de los 40 (que incluirá 'Despacito', por supuesto), aquí te dejamos 10 temazos que derrochan espíritu bohemio para que en lo único en lo que tengas que pensar sea en disfrutar. 

Van Morrison - And it stoned me

Este irlandés antipático es el rey de la melancolía. Su mezcla única de blues, jazz, R&B y música irlandesa ha hecho soñar a más de cinco generaciones y sigue haciéndolo. Y aunque este temazo date de 1970 y ni siquiera os paréis a escuchar la letra, cada nota os enganchará más y más.


Bebo Valdés & Diego El Cigala - Lágrimas Negras

Este bolero-son llevado al sonido flamenco de El Cigala y bañado en saxofón es una de esas canciones de amor únicas y eternas en todas sus versiones. Un luto al amor que se se ha ido y que nunca volverá. Hace falta haberlo sentido para entenderlo, y entenderlo para sentirlo.


Tame Impala - Feels Like We Only Go Backwards

La canción perfecta si quieres decirle a alguien que se lance de una vez, que ese es vuestro momento. El indie de Tame Impala es joven, libre y muy muy adictivo, como vosotros. Y si esto no basta para que tu destino cambie, o sea, si no lo capta, ¿por qué no ibas a lanzarte tú?


 Otis Redding - Sitting On The Dock Of The Bay

Volvemos atrás en el tiempo para detenernos en la magia del apodado Rey del Soul, precisamente por tener el don de muy pocos: hacer sentir hasta lo más íntimo solo con su voz. Esta canción es todo lo que nos queda de él y también su mayor éxito, que se lanzó después de que muriera con tan solo 26 años.


Natiruts - Quero ser feliz também

Y ahí llega una de esas que te hacen amar la vida de forma sencilla, de día, de noche, en cualquier lugar y siempre al lado de gente que merece la pena.

Y siento el sabor de tu beso

Es mucho más de lo que deseo

Me dan ganas de quedarme

Tu mirada

Es intensa como el agua del mar

Viene para darme

Un nuevo sentido de vivir


Billie Holiday - I'll Be Seeing You

Como esta es una lista de clásicos, no podía faltar la voz de la gran Bilie Holiday en esta canción que remueve el alma. Tal vez, añorar a la persona amada a través de cada pequeño recuerdo sea uno de los sentimientos más agridulces y dolorosos. En cuanto Billie empiece a cantar, no habrá más que silencio. Dejad que os envuelva.


Rampalion - Caribbean nights

Si estáis pasando esta velada de verano cerca de la playa, esta canción es imprescindible. Aunque todavía son un misterio para muchos, los amantes del reggae más puro conocen de sobra a estos catalanes que de sobra pasan por jamaicanos. Su buen rollo se os quedará gravado en el cerebro y el corazón.


Beyoncé ft- Jay Z - Forever Young

Esta versión de Alphaville te llevará casi más arriba que la original gracias al vozarrón de Beyoncé. Si cierras los ojos y respiras profundo sentirás como, poco a poco, se detiene el tiempo y te darás cuenta de que, en ese preciso instante, no desearías estar en ninguna otra parte


Pink Floyd - Wish You Were Here

Esta lista necesitaba otro clásico de los 70 para el subidón final, y Pink Floyd nunca ha decepcionado con eso. Un tema escrito para recordar a un viejo amigo, el miembro de la banda Syd Barret que tuvo que dejarla por problemas mentales, y que se convirtió en un canto a la amistad y a la nostalgia.


Atmosphere - Sunshine

Queremos que vuestra noche sea para recordar, pero no por la resaca que cantan los Atmosphere. Sus versos sobre una base de r&b y piano marcará el final de la noche. ¿Necesitabais relax y buen rollo? Aquí está.


Bonus: Bob Marley - Redemption song

Tal vez una de las canciones más sencillas y, al mismo tiempo, empoderadoras que jamás se hayan compuesto. Marley escribió un verdadero himno a la liberación, a la fuerza de las personas y la lucha por un mundo mejor.