10 canciones para aprender a estar solo después de una ruptura

Vamos a jugar duro: partamos de que te han dejado. Podríamos edulcorarlo un poco diciendo que ha sido de mutuo acuerdo y tal, pero no: TE HAN DEJADO. En la estacada, hundido, hecho una puta mierda, vaya. Pongamos que te has regodeado ya bastante en la época de los llantos, de los ‘porqués’ sin respuesta, de la inanición, e, incluso, en esa en la que la rabia te ayuda a levantar un poco la cabeza, pero que ya has pasado página. ¡Enhorabuena, ya has superado lo peor!

A partir de aquí todo será algo más fácil: el terreno se hace más llano y, poco a poco, día a día, irás notando que crece el optimismo y que se va haciendo la luz. No te vamos a engañar: va a ser duro. Vas a sufrir. Vas a echar de menos a esa persona que te completaba y vas a notar un vacío humano a tu lado. Por eso queremos echarte un cable, porque es importantísimo que vuelvas a aprender a estar solo. La música, fiel aliada en cualquier prueba que nos ponga la vida, puede valerte como bálsamo y, en ocasiones, también como guía conductual. Estas 10 canciones puede que te ayuden a superar el bajón:


Thinking Of A Place, de The War on Drugs

"I'm moving through the dark / Of a long black night / And I'm looking at the moon / And the light it shines / But I'm thinking of a place / And it feels so very real / Oh, it was so full of love!"

Vale, la/le querías mucho, lo aceptamos. Pero se ha terminado y hay que tirar para adelante. Permítete pensar en él/ella una vez más y se acabó: empieza a andar tú solo porque el camino es largo y oscuro, pero tienes la luna. Es un comienzo.


Don’t Wanna Fight No More, de Alabama Shakes

"Don't waste my time / I don't wanna fight no more"

Ármate de razones, recuerda los motivos que ignorabas cuando creías que todo iba bien. ¿A que no era perfecta/o? ¿A que, en el fondo, te costaba horrores sostener esa relación? Pues eso: que no te haga perder el tiempo. Tú a lo tuyo, que eres más fuerte de lo que te crees.


My Number, de Foals

"You don’t have my number / We don’t need each other now (…) / Cause I feel the colour, I feel alive (…) / And I don’t need no one now"

La desconexión es sana créenos, que no tenga ni tu número de teléfono. Hazle caso a Foals, que de esto saben mucho: pásate un buen rato frente al espejo con este tema y vuelve a verte guapo/a, mueve un poco esa cadera oxidada y prepárate, porque cualquier día volverás a tener hambre.

"Now the wolf is knocking at my door/ Bang-bang, it ask for more"


Busy Earnin’, de Jungle

"It's time to busy earnin' / You can't get enough"

¡Espera, vuelve delante del espejo! Sigue creyéndotelo. Este temazo de Jungle hace crecer la autoestima de manera exponencial y, además, tiene otra de las claves para aprender a estar solo: mantente ocupado, sé ambicioso, aspira a lo más. Piénsalo bien antes de ir a por ello cuando llegue el momento; refuérzate antes de volver a la calle.


Empty Room, de Arcade Fire

"Said your name in an empty room / Something I would never do / I’m alone again / When I’m by myself / I can be myself / And my life is coming / But I don’t know when"

¡Ojo, bajón! Su nombre ha resonado en el eco de las paredes de tu cabeza. ¿Solución? Haz ruido, mucho ruido… ¡Más ruido! Que no se oiga nada más que esos maravillosos violines. Y grita muy fuerte el estribillo sintiéndote más tú que nunca en tu santa y a la vez desgraciada vida (lo sabemos).


Flesh Without Blood, de Grimes

"Your voice, it had the perfect glow / It got lost when you gave it up though (…) / Baby, believe me / And you had every chance / You destroy everything that you know / (Uncontrollable) / If you don't need me / Just let me go"

Llegados a este punto, salvando algún que otro altibajo comprensible, podemos decir que el paciente progresa adecuadamente. La prueba será que haga un discurso semejante al de Grimes en esta canción: “Sí, tenías todas las papeletas, pero te las has cargado, guapo. Peor para ti”.


New Maps, de M83

"There's a hole in your heart, begging for adventure / Play yourself a new track, set traps for the future / On your own / Can you do it? / The unknown / Can you face it?"

Vas notando como se afianza el entusiasmo, ¿verdad? Ese que te empuja a trazar nuevos mapas, a recorrer nuevos caminos. Luego ya veremos exactamente a dónde te conducen, pero lo importante es que sigas tus instintos, y que lo sigas haciendo solo.


Untitled #4 (Njósnavélin), de Sigur Rós

Cultiva tu mundo interior; abúrrete un poco y deja volar tu imaginación. Llegará un día en el que, sin darte apenas cuenta, alcances la luz –o ella te alcance a ti–, una paz doméstica que te permita viajar sin salir de casa. Solo, hacia lugares abismales y glaciales donde también hay calor, como este que nos presenta los islandeses Sigur Rós. Parece que dice algo pero no: es un idioma inventado, especialmente pensado para que seas tú quien le dé sentido.


Kelso Dunes, de Floating Points

O también te puede llevar a lugares vacíos y aparentemente hostiles: desiertos como el de Mojave, donde el productor Floating Points y su banda grabaron este escandaloso tema (¿Hola, Pink Floyd?). Aquí también sobran las palabras: es un encuentro entre un yo y un mundo exterior, solo posible una vez hayamos aprendido a estar solos y a disfrutar de la nada y del todo. Esta es la última prueba, ¿estás en el motor correcto?


Shut In, de Strand of Oaks

"Know my name, know I mean it / It’s not as bad as it seems / And we try in our own way to get better / Even if we’re alone / The night was cold and black / But the sun was in my eyes"

Tras una dolorosa ruptura, una etapa de alcoholismo y un terrible accidente que casi acaba con su vida, Timothy Showalter logró curarse el alma creando un disco llamado HEAL. Y su enseñanza es la voz de la experiencia: es realmente maravilloso estar vivo, incluso aunque se esté solo. El resto no es más que tragicomedia.