La Universidad de Georgetown becará al joven rechazado por su familia homófoba

Seth Owen decidió abandonar su casa tras ser obligado a asistir durante meses a una terapia de conversión en la iglesia

Seth Owen, un joven estudiante ejemplar de Jacksonville (Florida), estaba a punto de cumplir su sueño de acceder a la Universidad de Georgetown cuando la homofobia se interpuso en su camino. Sus padres, de ideología retrógrada, registraron su móvil y encontraron una fotografía que probaba que Owen era gay. Inmediatamente le enviaron a una terapia de conversión impartida por la Iglesia bautista, pero tras varios meses soportándolo el joven estudiante dijo basta. Tuvo que abandonar su casa y, con ello, perdió el apoyo que necesitaba para costear la matrícula de la universidad.

"Empecé a llorar porque me di cuenta de que no tenía solución para ir a la universidad. Georgetown era mi única opción porque ya había rechazado todas las demás", explicaba Owen hace unos días en la NCB. Desesperado, el joven trató de convencer a la Universidad de Georgetown para que elevaran la cuantía de su ayuda financiera ante la situación de discriminación que estaba viviendo, pero la institución se negó. Todo parecía perdido cuando Jane Martin, una de sus profesoras, inició una campaña de crowdfunding en Gofundme llamada "Haciendo posible lo imposible".

La respuesta popular ha sido inspiradora. Los 20.000 dólares fijados por Martin fueron superados en solo unos días de campaña. Hoy, dos meses después de su lanzamiento, el crowdfunding ha recibido ya más de 140.000 dólares. La profesora de biología, y ángel de la guarda de Owen, se ha mostrado muy emocionada en la NBC: "Ha tenido mucho apoyo y muchas personas se han acercado y le han dicho "no estás solo" y "todo irá mejor". Son las cosas que todos necesitamos escuchar cuando estamos sufriendo. Estoy emocionada de que tenga esta comunidad".

Por su parte, el joven estadounidense ha publicado un vídeo en youtube agradeciendo las donaciones. Y ha aprovechado también lo mediático de su dramática historia para mandar un mensaje a quienes sufren una situación parecida en sus vidas: "Manten la cabeza alta, echa hacia atrás los hombros y sé exactamente lo que eres. Es difícil serlo cuando tienes toda esa presión a tu alrededor de todas estas personas diferentes, pero si te sientes cómodo con lo que eres, estás mucho más equipado para enfrentar los tiempos difíciles".

De todas formas, Seth Owen no tendrá que utilizar el dinero donado para estudiar en la Universidad de Georgetown. La prestigiosa institución, según informa Infobae, ha cambiado su postura inicial y acaba de hacer pública su intención de no cobrar ni un solo dólar al joven estadounidense. Owen será becado, y como hemos sabido tras unas declaraciones difundidas por la propia universidad, pretende utilizar todo el dinero recaudado para impulsar una beca que permita a los estudiantes de la comunidad LGTBQ recibir la ayuda que necesiten en circunstancias parecidas.