“Superheteros”: la nueva orientación sexual que es pura transfobia

El concepto llega de EE.UU. donde los “super straight” se escudan en un “solo nos atrae la gente cis del género opuesto” para hacer una burla a la opresión de la comunidad LGTB+.

¿Qué es un “superhetero? Si nos llegaras a hacer esa pregunta hace una semana te hubiésemos hecho un retrato parodia del típico chaval que está en una relación de pareja estable con el Fifa, usa de forma no irónica la frase “no estás tan buena” cuando una tía pasa de él y realmente considera que un coche caro es un reclamo sexual válido para las hembras humanas. Esto es rancio y casposo, sí, pero una idea con la que podía vivir mucho más tranquila que al descubrir que los superheteros son ahora una comunidad, una nueva orientación sexual que reclama su identidad y derechos disfrazando el discurso con tonito de minoría oprimida.

Como casi todo el concepto llega recién importado de Estados Unidos (superstraight en inglés). De momento es difícil saber si en España la gente que se está asociando a la identidad “superhetero” está más de coña que otra cosa, pero el tufillo a otros grupos germinadores de odio como los incel que tiene todo esto ya espanta de base. A nivel de concepto los superheteros no se han complicado mucho la vida: son tan tan tan heteros que solo pueden sentirse atraídos por personas 200% del sexo opuesto. Ya sabéis, el speech de la biología intensito para justificar el rechazo a las personas trans. Ojo, y vamos a aclarar esto antes de que la gente encienda las antorchas, que nos conocemos: 

No, no tienes que tener sexo ni ningún tipo de relación afectiva a romántica con alguien que no te guste. No tienes que hacer nada con nadie si no te apetece. Pero si todos somos capaces de entender que si alguien no te gusta por el hecho de ser negro, gitano o asiático tu gusto tiene un sesgo racista, que si alguien no te gusta por venir de familia humilde, por no haber ido a la universidad o por trabajar en un supermercado tu gusto es clasista, no debería ser tan complicado comprender que si alguien no te gusta única y exclusivamente porque es trans, tu gusto es tránsfobo. Es normal que estas cosas pasen porque la sociedad es racista, es clasista y es tránsfoba, y no, la gente trans no quiere que te acuestes con ella por obligación, lo único que estamos pidiendo es que repasemos colectivamente de dónde nacen nuestros prejuicios para poder desmontarlos y tener así una sociedad un poquito más justa cada día. Na más.

Los superheteros ya tienen su propia bandera (que, por cierto, me recuerda sospechosamente a otra que ya conocíamos) y, según explicaba el tuitero @FlanaganMcPhee en este hilo, su propio icono, su superhéroe: el personaje noventero de Cartoon Network Johnny Bravo. Sí, ese del que nos reíamos todos por ser un machito enamorado de su propia cara. Sinceramente si esto no es coña yo ya aviso al autobusero que en la siguiente parada me bajo de la vida. Además de toda la parafernalia (es que les falta un himno y querer montar su propio estado ultraliberal) lo realmente jodido del asunto es que están tomando la opresión real de la comunidad LGTB+ y apropiándosela. Si es mera burla y falta de respeto gratuita, me jode. Pero si hay aunque sea una ínfima parte de las personas que comparten este tipo de contenido que realmente se creen que están oprimidos por su heterosexualidad, ahí me preocupo. Le han puesto hasta un nombre a la discriminación que sufren, "superfobia".

¿Proteger a los niños superheteros?


¿Reclamarle a Netflix falta de inclusividad porque no hay personajes superheteros?

Es gracioso que este tipo de perfil de la derechita más rancia siempre esté hablando de lo ofendiditos que están los demás cuando literalmente se pasan toda la vida llorando por cosas como que alguien no se ría de sus chistes, que despidan a alguien por ser abiertamente nazi o, en este caso, por el drama más inventado que he visto en mi vida: la durísima existencia de ser hetero en una sociedad en la que ser hetero es la norma. Wow, debéis haber sufrido muchísimo. Menos mal que ahora tenéis una bandera. Con suerte esta será una de esas modas interneteras que nacen en 4chan y van a morir a Twitter y que en dos semanas nadie recordará. Con mala suerte dentro de un año estaremos viendo concentraciones de esta peña intentando boicotear el Día del Orgullo. Ojalá sea la primera, de verdad.