Qué puedes hacer tú para ayudar a salvar Australia

Desde julio, los incendios no han cesado, ya han muerto 24 personas y 500 millones de animales y, según las fuerzas a cargo de la extinción del fuego, "lo peor está por llegar"

Desde los primeros incendios masivos en julio de 2019, Australia no ha dejado de quemarse. Las cifras de estos incendios son brutales: la muerte de 24 personas y 500 millones de animales, decenas de desaparecidos, 1.200 viviendas destruidas y cinco millones de hectáreas arrasadas por las llamas.

Las altas temperaturas (allí es verano), la sequía y los vientos están escampando y enfureciendo las llamas. La BBC, en un artículo en el que explica a fondo todo el contexto para entender por qué están siendo tan masivos, ha recogido las alarmantes declaraciones del primer ministro de Australia, Scott Morrison, que ha advertido que los devastadores incendios pueden continuar ardiendo por meses. Además, según las fuerzas especiales que están al cargo de su contención, “lo peor está por llegar”.

Aunque los recursos deberían ponerlos los estados y las élites económicas y no los ciudadanos, la situación es tan crítica que diversas organizaciones han hecho un llamamiento para que voluntarios de todo el mundo aportemos dinero y ayudemos a combatir esta situación de emergencia que está arrasando con la vida en el subcontinente oceánico. Aquí te presentamos algunas de las opciones con las que puedes colaborar.

1. Para salvar los animales

La primera de ellas es WIRES (New South Wales Wildlife Information, Rescue and Education Service Inc.), la organización de rescate de vida silvestre más importante del país busca donaciones para poder nutriendo de recursos su servicio de emergencia. En su página web puedes ayudar a esta organización, que recibe una media de 1000 llamadas diarias para salvar a animales enfermos, heridos y huérfanos por los fuegos.

La WWF (World Wildlife Fund), una de las organizaciones medioambientales más importantes del mundo, está recaudando dinero para atender a animales heridos y restaurar los hábitats de una vez se acaben los fuegos, ya que si apagarlos va a costar, repoblarlos y recuperarlos va a ser todavía más costoso. Puedes donar en su web.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Wonder Outdoors ® (@wonderoutdoors) el

Por otra parte, el hospital de koalas Port Macquarie ha abierto un GoFundMe para conseguir dinero y seguir curando las heridas de los koalas (se calcula que han muerto 800), que llegan sedientos y quemados a la clínica y no pueden garantizar su supervivencia porque los recursos no dan para cubrir todos los casos, ante tal magnitud de los fuegos.

2. Ayudar a las personas

La Cruz Roja ya tiene a muchísimos voluntarios que están ayudando de todas las formas posibles a las personas afectadas por los fuegos: ayudándolas a huir, a sobrevivir si lo han perdido todo e, incluso, a salir de esta traumática experiencia con asistencia psicológica. Muchas personas están desesperadas y, aunque los voluntarios intenten hacerlo todo por pura ética y empatía humanas, necesitan apoyo económico para seguir abasteciendo a los más necesitados y proporcionando herramientas. Por eso, están pidiendo donaciones en su web.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Código Nuevo (@codigonuevo) el

Una comunidad de aborígenes ha empezado también una campaña de GoFundMe que lleva medio millón de dólares para ayudar a salvar las históricas regiones, sus culturas, monumentos y aquellas personas que no pueden desplazarse y huir de los fuegos, que arrasan con todo a su paso, sean humanos, naturaleza o legado cultural inmaterial.

Finalmente, la Salvation Army también ha abierto una pestaña en su web para recoger donativos y así abastecer a las comunidades afectadas por los fuegos con ropa, alimentos, agua y refugio mientras se intentan apagar las llamas, que, tristemente, ya es una realidad que seguirán ardiendo durante meses.