Esta abeja es influencer y tiene como objetivo salvar a su especie

Tiene más de 220.000 seguidores en Instagram y ya ha hecho campaña con varias marcas. Esta abeja ha querido compartir los motivos por los cuales este insecto es tan necesario para nuestro planeta

Sí. Una abeja influencer. No, no es broma. Obviamente no es una abeja real, esto no había que especificarlo. La buena noticia es que detrás de esta surrealista cuenta de Instagram, hay un objetivo de conciencia social. Se llama 'B', supera los 220.000 seguidores en Instagram y las más de 60 fotos que ha compartido en su perfil 'imitan' las clásicas imágenes que se hace un o una influencer: tomar un baño, de viaje, leyendo en casa, en la playa, frente a un ordenador, merendando... Pero, bajo toda esta parafernalia ¿qué hay?

"Quiero complacer a las marcas de todo el mundo para recaudar dinero para salvar a las abejas, muchas de las cuales desaparecen cada año. Te necesito: cuantos más suscriptores tenga en Instagram, más marcas estarán interesadas y más dinero cosecharé", explica la frase que abre la web oficial de la abeja. Como explica la fundación francesa BeeFound —que busca la protección de todas las especies de abejas y que está detrás de este proyecto— "las abejas son esenciales para mantener el equilibrio de los ecosistemas y nuestra agricultura. Tienen una misión esencial: la polinización que permite que las plantas se reproduzcan. En Francia, más del 30% de las colonias de abejas desaparecen cada añoProteger a la abeja también es proteger al ser humano".

El cambio climático y la destrucción del espacio natural de las abejas es cada vez mayor. Justamente por ello la fundación ha creado un proyecto que llegue a todos los públicos, dando el salto a las redes sociales que, según su impacto y su crecimiento, consiguen atraer a las marcas. Hacerle frente al descenso de la población de abejas necesita la recaudación de fondos: más del 24% de las abejas mueren cada año en Europa y más del 84% de las plantas con flores silvestres y cultivadas dependen de la polinización, así lo detallan en la web de la fundación.

Todo esto tiene, cómo no, un impacto en la humanidad: el 75% de los cultivos agrícolas del mundo son polinizados por abejas y, a día de hoy, no es posible ignorar las consecuencias negativas de la agricultura intensiva en los polinizadores. Desde la fundación hablan abiertamente de sus objetivos: fomentar la transción a una agricultura amigable con los polinizadores, reconstruir los hábitats de las abejas y demostrar el impacto de las sustancias nocivas en las abejas. Y para empezar a ir a por ello solo hay que hacer una cosa: convertirte en seguidor o seguidora. Las marcas irán acercándose para impulsar la recaudación.