Este es el verdadero nivel LGTBIfriendly de lxs españolxs

Las 25.000 personas que han participado en la macroencuesta realizada por Badoo y la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) han confirmado que España es un país tolerante en cuestiones LGTBI... Pero aún queda trabajo por hacer

Buenas noticias: si algo está quedando claro en este mes del Orgullo 2021 es que lxs españolxs somos realmente LGTBIfriendly. Y no lo decimxs nosotros, lo dicen las casi 25.000 personas que han participado en la macroencuesta realizada por Badoo y la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) con motivo del mes más reivindicativo para el colectivo. En concreto, 24.768 personas respondieron al test de 10 preguntas sobre la situación y derechos de las personas LGTBI arrojando resultado muy positivos pero que, a la vez, deberían llamarnos a una reflexión sobre a que nivel real de tolerancia estamos como sociedad. Porque, nos guste o no, aún queda trabajo por hacer

A pesar de que la inmensa mayoría de las personas encuestadas (con resultados de más del 80%) se mostraron a favor de derechos básicos como que dos personas del mismo género puedan casarse o adoptar, facilitar salir del armario en el puesto de trabajo, charlas de educación afectivo-sexual en los centros educativo o, finalmente, que las personas trans puedan cambiar su DNI sin tener que acreditar si son hombre o mujer, también hubieron otras respuestas que demuestran que todavía queda mucho por hacer. En concreto, un 24,1% de lxs encuestadxs opinaron que no es necesario realizar el Orgullo LGTBI cada año o que simplemente es una fiesta más, es decir, carente de un significado simbólico y reivindicativo. 

Esta sorprendente respuesta se relaciona con otro dato realmente significativo: un 20% de las personas opinaron que en la actualidad los derechos de las personas LGTBI están plenamente equiparados al de la población cisgénero y heterosexual. Esto significa directamente que una de cada cinco personas vive ajena a los muchísimos casos de discriminación que se producen cada día en nuestro país. De ahí la importancia de seguir continuando con la labor divulgativa y de denuncia de la LGTBIfobia en todos los ámbitos posible y, como recogía una de las preguntas del test, apostando por la creación de personajes LGTBI en las series y películas que puedan servir como referente a aquellas personas, especialmente las más jóvenes, que se encuentren en un proceso de reconocer e identificarse con su género y/o sexualidad. 

Pero quizá una de las preguntas más clarificadoras de a qué nivel estamos en cuanto a integración y tolerancia sea la pregunta de los memes. Vamos a reproducir la pregunta literalmente porque no tiene desperdicio: “¿Qué harías si recibieras un meme por whatsapp ridiculizando a las personas LGTBI?”. Vale, párate un momento y medita ru respuesta. ¿Lo borrarías?¿lo compartirías?¿te reirías pero no lo compartirías porque sabes que te podrían criticar? Pues mientras un 53% lo borraría sabiendo que podría herir a alguien y avisaría a la persona que lo ha enviado que deje de compartirlo, un 39,5% se reiría de la broma LGTBIfóbica pero no lo compartiría por saber que puede ofender o, simplemente, por evitarse problemas. Sin embargo, y aquí viene lo más grave, un 6,2% lo compartiría literalmente “el humor no hace daño a nadie”.

Es esta LGTBIfobia invisible y dañina la que continua provocando que muchas personas sigan sin salir del armario, que tengan que suprimir u ocultar una parte fundamental de su personalidad para encajar o que no se sientan segurxs de compartir los espacios con personas sin empatía alguna. Es por ello que celebrar el Orgullo no es solamente una fiesta. Es gritar en la cara de lxs intolerantes que ser LGTBI es un orgullo real. Que no tienen que ocultarse o avergonzarse sino reivindicar y luchar por la inclusión de todxs, porque a diferencia de los discursos de quienes separan y discriminan, en el Orgullo caben todas las personas sin que nadie te limite por tu género o identidad sexual. Es celebrar la libertad por encima de la represión, el amor por encima del odio. Y si todavía hay alguien que no lo ve, que se una y lo vea.