El nivel de contaminación plástica del Ártico bate su propio récord

Investigadores del Instituto Alfred Wegener han encontrado tres veces más partículas plásticas en el hielo marino que en el último estudio

Las matemáticas del plástico son terribles. Millones y millones de trocitos de plástico, algunos de tan solo micras de diámetro, flotando por todos y cada uno de los mares y océanos de este mundo. Y lo peor de todo es que esa contaminación plástica también incluye el Ártico, tan castigado por el cambio climático fruto de nuestra salvaje polución. Un problema añadido para esta remota región sobre la que los científicos traen muy malas noticias, según cuenta The Guardian: la cantidad de residuos plásticos del hielo marino del Ártico alcanza niveles récord.

En concreto, los investigadores del Instituto Alfred Wegener, del Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina (Leipzig, Alemania), encontraron hasta 12.000 partículas microplásticas por litro de hielo marino en las muestras que tomaron en cinco regiones diferentes del océano Ártico, lo que supone un aumento del 300% respecto al último estudio realizado sobre la materia. Cantidades de envases, pinturas, nylon, poliéster y acetato de celulosa que suponen un enorme peligro para la vida animal de la zona e incluso para el ser humano, ya que entra a formar parte de la cadena alimenticia.

Pero no es la única mala noticia que nos trae la investigación. La peligrosidad de los residuos plásticos aumenta conforme más pequeñas son las partículas plásticas. Y, según cuenta a The Guardian el Dr. Gunna Gerdts, cuyo laboratorio realizó el muestreo, algunas de las partículas encontradas eran de tan solo 11 micras de diámetro, algo verdaderamente grave. Por su parte, Ilka Peeken, autor del estudio, explicó que estas concentraciones “no solo pueden atribuirse a fuentes fuera del océano Ártico sino que apunta a la contaminación local”. Sea como sea, debemos pararlo antes de que sea demasiado tarde.