Modelos infantiles con discapacidad protagonizan la última campaña de River Island

Hace muy poquito os contábamos cómo Gerber, la popular marca estadounidense de alimentos infantiles, había elegido por primera vez en la historia de la compañía a un bebé con síndrome de Down como imagen de marca para todo el 2018. Por suerte, las buenas noticias en torno a la inclusión y normalización social de las personas con discapacidades continúan sucediéndose. Y es que la famosa firma inglesa de moda River Island ha elegido a seis modelos infantiles con diferentes discapacidades como protagonistas de su última campaña publicitaria para su sección infantil Kids Clothing.

BEST KEPT CHEEKY! Celebrating the differences that make them unique, our favourite little people are here with a very important message: LABELS ARE FOR CLOTHES, NOT KIDS. Meet the faces and (HUGE) personalities by tapping the link in our bio 👆 #labelsareforclothes

Una publicación compartida de River Island (@riverisland) el

“Esta primavera estamos celebrando 30 años de River Island con una campaña emocionante y positiva que celebra la individualidad. Los modelos fueron seleccionados para reflejar la diversidad de nuestros clientes y celebrar un espíritu que suena tan cierto en la sociedad como en nuestros vestuarios: que ser diferente es más que correcto”, ha explicado públicamente un portavoz de la compañía. Una campaña que ve la luz bajo el acertadísimo hashtag #LABELAREFORCLOTHES, es decir, que “las etiquetas son para la ropa”.

Los jóvenes modelos, británicos de entre 3 y 10 años, padecen diferentes discapacidades como el síndrome de Down, el síndrome de deleción 18q, la parálisis cerebral o la deficiencia visual. Y todos ellos están representados por Zedebee Management, especializada en trabajar con talentos con discapacidades. Sus portavoces, Laura Johnson y Zoe Proctor, han expresado su deseo de que “otras marcas sigan en el ejemplo” para que “la diversidad de discapacidades se convierta en la norma en publicidad” y esta sea “más representativa de nuestra sociedad diversa”. Sin duda, un mensaje que todas y todos compartimos.