Cómo evitar que nuestra ansia por comprar desde casa destruya el medio ambiente

El crecimiento del 36% del comercio online en 2020 ha obligado más que nunca a tomar conciencia sobre el impacto de nuestro envíos

Que la pandemia ha cambiado nuestras vidas para siempre no es ningún descubrimiento a estas alturas. En el año más extraño de nuestras vidas, cosas tan cotidianas como comprar unos pantalones o la comida del perro han pasado a hacerse de una manera completamente diferente. En lugar de preocuparnos por los horarios de las tiendas, de si estarán a rebosar de gente o si es la mejor idea con la que está cayendo, la mayoría ha optado por tirar directamente de la venta online. Prueba de ello es que España es el tercer país del mundo donde más creció el comercio electrónico en 2020, un 36%. 

La realidad es que nos hemos vuelto adictxs a comprar desde la comodidad del sofá y cualquiera que viva en una gran ciudad ya se habrá acostumbrado a ver más mensajeros en su portal que a los propios vecinos. Es una tendencia que ha llegado para quedarse pero que, como te podrás imaginar, genera una cantidad de residuos que no es normal. La gran pregunta es: ¿cómo podemos hacer que la comodidad de que nos lleguen nuestros paquetitos a casa no se lleve por delante el medio ambiente? Pues, en primer lugar, a través del consumo responsable y consciente, es decir, que sepamos qué consecuencias tienen nuestras elecciones.

Una decisión tan sencilla como elegir un embalaje u otro podría marcar una gran diferencia. Este 21 de marzo y coincidiendo con el Día Internacional de los Bosques, Correos lanza sus nuevos embalajes de la Línea de Bosques. Estos nuevos embalajes están hechos 100% de cartón reciclado, compostable y biodegradable por lo que podrías incluso utilizarlos para hacer compost en lugar de depositarlo en el contenedor de reciclaje. Además emplean tintas al agua que no resultan tóxicas para el medio ambiente cuando se descompongan. Otro tanto ocurre con los sobres que no generan microplásticos y cuentan con el marcado ecológico ECOLABEL.

Pero es que, además, cuando elijas un embalaje o sobre de la Línea Bosques para realizar tu envío, estarás ayudando a los bosques españoles, porque una parte de lo recaudado se destinará al trabajo de restauración para ampliar la superficie forestal y mejorar la calidad ecológica de los bosques que aún nos quedan. Algo que desde Correos llevan haciendo desde el año 2000 a través de la colaboración con ONGs como Bosques de la Tierra, Foresta, WWF y Plantemos para el Planeta-Ardilla ConnectingLife o instituciones como el Instituto Lucense para el Desarrollo Económico y Social (INLUDES).

Correos

Solamente en dos décadas, los 20 “Bosques de Correos” que han sido reforestados en toda nuestra geografía han sumado 96.000 nuevos árboles para un total de 273 hectáreas de bosque. Algunos de ellos con crecimientos increíbles y belleza natural como el bosque del Parque Regional Sureste en Madrid con 6.000 nuevos árboles, el de Tembleque en Toledo con 4.000, el bosque de Lorca en Murcia con 5.590 o el bosque de Riba de Saelices ubicado en el Parque Natural del Alto Tajo en Guadalajara con 3.000 nuevos árboles. Y no solo se trabaja para reforestar y cuidar la salud de nuestros bosques, sino también para la prevención de incendios.

Por último, otra de las opciones que ofrece Correos para convertir nuestros envíos en algo más sostenible consiste en el uso de la opción “Envío responsable”. Aunque tu ansia por enviar o recibir tu paquete sea difícil de gestionar, es importante entender que no todos los envíos son urgentes. Si se elige la modalidad de Envíos Responsables se favorece la optimización de la capacidad del vehículo de transporte utilizado para su distribución, mientras que, por el contrario, si se opta por realizar un envío urgente, el medio empleado tendrá que salir sin producirse un aprovechamiento racional del porte. Recuerda que no todo es urgente, pero cuidar nuestro planeta, sí. 

Sería anacrónico y contraproducente decirte que no disfrutes de las ventajas que está trayendo el comercio electrónico a nuestras vidas. Pero, con apenas uno o dos gestos, lo que antes podría contribuir a sobrecargar nuestro medio ambiente con más contaminación en forma de residuos de embalaje o combustibles fósiles empleados en el reparto (Correos es pionera a nivel nacional en el transporte cero emisiones), puede convertirse en una acción que tenga un reflejo real y tangible en 20 bosques distribuidos por todo el país. Al final, el consumidor es quien decide cómo y de qué manera quiere contribuir y, si toma conciencia de su importancia, sus decisiones acabar contribuyendo a un planeta más verde, más limpio y mejor para todxs.