La inspiradora historia de Davide, que ha perdido los brazos y las piernas pero nunca la sonrisa

La lucha del joven italiano afincado en Murcia por sobreponerse a la meningitis que le ha costado la amputación de sus extremidades y conseguir unas prótesis se vuelve viral

“Davide pasó de hacer su vida normal trabajando, estudiando y haciendo deporte a ponerse muy enfermo en un día. De lo que parecía que era una gripe a no saber si iba a vivir”. Son las duras palabras de Cecilia, la novia de Davide Morana, un joven italiano de 24 años que vive en Murcia y que sigue sonriendo a pesar de que hace unos meses una meningitis (que derivó en una sepsis) le hizo perder los brazos y las piernas. Fue una tarde de enero en la que este siciliano, que residía desde hace casi tres años en España con su chica —a la que conoció durante su Erasmus en Palermo—, comenzó a sentirse mal y decidió acudir a urgencias. 

Allí les dijeron que se trataba de una gripe muy fuerte y que podían irse a casa. Sin embargo, a la mañana siguiente unas manchas en la cara y la espalda les hizo pensar que algo no estaba yendo bien con Davide. “Cuando llegamos a urgencias por segunda vez ya estaba muy atontado y le costaba caminar. Quién iba a decir que esos serían sus últimos pasos con sus piernas”, cuenta Cecilia que no puede ocultar que el momento en el que le confirmaron que Davide —que desde los 18 años sufre una diabetes tipo 1— tenía una meningitis fue uno de los momentos más duros de su vida: “A las pocas horas entró en fallo multiorgánico y nos dijeron que no había muchas posibilidades de que saliera adelante”.

 

ANUNCIO IMPORTANTE!!🤗 Como os podéis imaginar, estoy deseando empezar la rehabilitación protésica. Dejar a un lado la silla de ruedas, volver a sentir lo que es estar de pie y caminar, poder comer y tomar objetos por mi cuenta...en resumen, recuperar mi independencia poco a poco, y convertirme en un chico biónico.🤖 Es un proceso lento, se requiere mucho esfuerzo y dedicación, y además quiero anunciar que necesito vuestra ayuda! Porque afortunadamente, el mundo de las prótesis está súper avanzado.  Pero desafortunadamente, los precios son inaccesibles para gente normal como yo. Y sí, la sanidad pública ofrece unas prótesis, pero son demasiado básicas, desactualizadas, y poco adecuadas para personas jóvenes, activas, con ganas de comerse el mundo con patatas.😹 Así que hemos abierto una web (LINK EN LA BIO!!) para recaudar fondos para estos brazos y piernas! Entre todos/as podemos conseguirlo!! Cada participación cuenta y es mega valiosa. Difunde y comparte!! Y GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS por todo vuestro apoyo❤💪 #ARRIBALAVIDA #SIEMPRE ------------------------------------------------- ANNUNCIO IMPORTANTE!! 🙌 Come già avevo detto ad alcuni di voi, sono sul punto d'iniziare la riabilitazione protesica. Non vedo l'ora di camminare, correre, afferrare oggetti, mangiare da solo...e finalmente recuperare la mia indipendenza e diventare un ragazzo bionico 🤖 Fortunatamente al giorno d'oggi le protesi sono molto avanzate però sfortunatamente sono molto costose, e poco accessibili per ragazzi dalle tasche normali come me. Abbiamo aperto un sito internet (LINK NELLA BIO!!) per la raccolta di fondi dedicato a queste costose protesi. Il vostro aiuto è importantissimo e ogni piccolo gesto conta. Insieme ce la faremo!! Aiutatemi a diffondere!! 💪😁 E GRAZIE MILLE per tutto il vostro appoggio 💪❤ #ARRIBALAVIDA #SEMPRE #gracias #meningitis #amputee #amplife #disABILITY #prosthetic

Una publicación compartida por Davide Morana (@davidebartolomorana) el

Pero Davide sí salió adelante y sin perder la sonrisa que le caracteriza. Tras pasar una semana en coma, sufrir la amputación de sus extremidades y 87 días ingresado, recibió el alta a principios de abril. “Siempre ha sido un tío muy fuerte, muy luchador y jamás ha perdido el buen ánimo. Los médicos ni siquiera se creían su recuperación, lo ha hecho todo muy fácil”, explica Cecilia desde el otro lado del teléfono. Aunque la realidad es que ahora ambos tienen que enfrentar un nuevo reto: una vida en la que Davide no podrá hacer todo aquello que le gusta sin unas buenas prótesis.

“Mi pensamiento fue: no lo vamos a hundir, vamos a hacer algo. Miré en internet y vi que muchos amputados hablaban de que las prótesis que les habían dado en la Seguridad Social no eran suficiente para hacer todo lo que querían hacer en su día a día. Obviamente Davide no quiere quedarse quieto por lo que tuve claro que el único camino para conseguirlas era esta campaña”, cuenta Cecilia sobre la página y cuenta de Instagram con la que han dado a conocer la historia de Davide y con la que esperan recaudar los más de 100.000 euros que costarán las cuatro prótesis (dos de ellas brazos biónicos) que le devuelvan lo más parecido la vida activa que siempre había tenido. 

“Publicamos la página el domingo por la noche y desde el lunes por la mañana se hizo algo super viral. Cuando vimos que Dani Mateo, la periodista Mónica Carrillo, influencers como La Vecina Rubia o hasta Irene Villa lo habían compartido nos emocionamos. De hecho, te podría decir muchos más nombres pero me pierdo entre las notificaciones. Estamos flipando, no nos esperábamos esto para nada”, reconoce emocionada por la abrumadora reacción de la gente: “Antes teníamos la duda de si los demás se involucrarían, pero ahora pensamos que sí se puede. La gente es super solidaria y se está moviendo muchísimo”.

Los stories emocionados de Davide en su recién adquirida cuenta de Instagram y que ya acumula más de 43.000 seguidores no dejaban lugar a duda de que su optimismo es contagioso. “Gracias a todos por haberme hecho un ‘influencer’, jeje”, decía en tono jocoso y alucinando con el impacto de la iniciativa iniciada por su novia. “Tuve que convencerle a abrirse la cuenta de Instagram porque él nunca había querido tener redes sociales”, apunta Cecilia quien cree que gracias al carácter extrovertido y alegre de Davide es muy posible que “también quiera animar a otras personas a distancia”.

Gracias al apoyo de muchas personas que han visto en la historia de Davide que siempre se puede (y se debe) ser optimista aunque parezca que todo está perdido, muy pronto él podrá tener las prótesis que le permitan rehacer su vida y, quien sabe, es muy probable que el mundo gane un influencer que realmente tenga un mensaje positivo que trasmitir a los demás: que nunca hay que rendirse, que hasta los peores momentos pueden enseñarte algo y, sobre todo, que si cuidas a la gente de tu alrededor siempre estarán allí para cuidarte cuando más lo necesites.

Al final, a cualquiera le puede cambiar la vida en 24 horas pero, si va a ser a peor o a mejor, solo depende de lo que tú decidas hacer con ella.