Las apps para compartir comida que están evitando toneladas de desperdicios

Un tercio del alimento producido en todo el mundo acaba en la basura

Cuando tiramos comida que nos sobra no estamos desperdiciando solo la comida. También los recursos que tuvieron que emplearse para su producción: agua, tierra y, en el caso de la comida de origen animal, muchos otros alimentos. Todo esto hace que, según un informe de Naciones Unidas, el conjunto de comida desperdiciada mundial provoque más emisiones de gases de efecto invernadero que cualquier país, a excepción de China y Estados Unidos. Un desastre que muchas apps intentan combatir fomentando el compartir comida.

Es el caso de Olio, una aplicación cofundada por la emprendedora estadounidense Saasha Celestial-One con el objetivo de evitar que la comida acabe en la basura. ¿Cómo? Funcionando como una especie de Wallapop de la comida casera: entras, exploras que comida sobrante —en buen estado— están regalando tus vecinos y eliges lo que te apetezca para pasarte de inmediato a recogerla. Un método colaborativo que, según palabras de su creadora que recoge El País, está funcionando realmente bien: "el 40% de la comida es solicitada en menos de una hora".

Pero Olio no es la única aplicación que busca luchar contra el desperdicio alimenticio casero mediante la colaboración vecinal. Gustoo, por ejemplo, también pone en contacto a personas cercanas para compartir los restos de los platos cocinados, pero con la diferencia de que aquí sí tienes que pagar por ello. También hay transacciones económicas en la aplicación Shareyourmeal, (Compartoplato en la versión española), que lleva varios años funcionando. El modelo varía, pero la meta es la misma: frenar este sinsentido.

Después de todo, los hogares son responsables del 53% del desperdicio total de alimento de los países desarrollados. Una cifra que revela nuestra tremenda indiferencia hacia el resto de planeta si tenemos en cuenta que, como señala la web de Olio, "las casi mil millones de personas hambrientas del mundo podrían alimentarse con menos de una cuarta parte de la comida que se desperdicia en los Estados Unidos, el Reino Unido y Europa". Definitivamente, aplicaciones como Olio nos hacen mucho más humanos.