El ambientalista que afirma que la emergencia climática es un gran fraude

El cambio climático existe, pero después de 20 años de activismo Michael Shellenberger ha llegado a la conclusión de que se está mintiendo y exagerando con sus efectos deliberadamente

"En nombre de los ambientalistas de todas partes, me gustaría disculparme formalmente por la alarma climática que hemos creado en los últimos treinta años. El cambio climático está sucediendo. Simplemente no es el fin del mundo. Ni siquiera es nuestro problema ambiental más grave". Con estas palabras empezaba la carta de Michael Shellenberger, uno de los máximos defensores de la realidad del cambio climático y de la amenaza que supone para el planeta, en la popular revista Forbes, en la que ha sido colaborador habitual en los últimos tiempos. Apenas unas horas más tarde Forbes decidió eliminarla de internet.

No te preocupes: puedes leerla aquí, en el portal web de la oenegé del propio Shellenberger. Los intentos de Forbes por minimizar su impacto han sido en vano. La carta está dando la vuelta al mundo y lo hace por una razón muy sencilla: Shellenberger no es cualquier pirado negacionista. En realidad hablamos de alguien nombrado "héroe del medio ambiente" por la prestigiosa revista Time y ganador del premio Libro Verde en el año 2008. Un ambientalista arrepentido que está pidiendo perdón al mundo. "Puede parecer raro que yo precisamente diga esto. He sido activista climático durante veinte años". 

Los argumentos con los que Shellenberger niega sus propias palabras del pasado y las de otros muchísimos ambientalistas son muy variados. "Los humanos no están causando una sexta extinción masiva". "El cambio climático no está empeorando los desastres naturales". "Los incendios han disminuido un 25% en todo el mundo". "La cantidad de tierra que utilizamos para la carne, el mayor uso de tierra por la humanidad, ha disminuido en un área casi tan grande como Alaska". "Prevenir futuras pandemias requiere más y no menos agricultura industrial". "La Amazonia no es el pulmón del mundo".

Según el mismo científico, todos estos datos "provienen de los mejores estudios científicos disponibles, incluidos los realizados o aceptados por el IPCC, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN)" y otros varios organismos científicos líderes. En base a todo ello Shellenberger confirma la existencia del cambio climático pero minimiza el alarmismo mediático alegando que no solo no nos extinguirá sino que es beneficioso y productivo. La pregunta es: ¿Estaba mintiendo antes o está mintiendo ahora?

"Durante años, me referí al cambio climático como una amenaza existencial para la civilización humana y lo llamé crisis. Pero estaba asustado. Me quedé callado sobre la campaña de desinformación climática porque tenía miedo de perder amigos y fondos. Las pocas veces que reuní el coraje para defender la ciencia del clima de aquellos que la tergiversan sufrí graves consecuencias. Y, por lo tanto, me mantuve al margen y no hice casi nada mientras mis compañeros ambientalistas aterrorizaban al público". Ahora cree que las cosas se han ido de madre y que debe intervenir. De momento ya ha sido censurado. ¿Tú qué opinas?