El alarmante informe que responsabiliza directamente a la humanidad del caos climático

Es momento de luchar como nunca contra el cambio climático: la Tierra es nuestra casa y lo mínimo que podemos hacer es devolverle todos los regalos que nos ha hecho sin pedir nada a cambio

Por fin una de las fuentes con mayor autoridad del mundo ha confirmado una realidad muy triste: nos estamos cargando nuestra casa. Según el último informe del IPCC, el panel de expertos vinculados a la ONU, la humanidad “ha calentado la atmósfera, el océano y la tierra” provocando “cambios generalizados y rápidos” en el planeta. Entre estos efectos, se encuentran algunos que hemos visto nosotrxs mismxs: la subida de las temperaturas que nos acompaña desde hace tiempo o las olas de calor y las lluvias torrenciales de las últimas semanas, cuya intensidad y frecuencia han aumentado por nuestra culpa, también de acuerdo con el informe. 

Un claro ejemplo son las inundaciones de mediados del pasado julio provocadas por fuertes lluvias en el oeste de Alemania y el sur de Bélgica. En esa fecha, se contabilizaron 202 y miles de desaparecidos. Unos datos que son súper alarmantes si tenemos en cuenta que, al menos nuestra generación, no ha visto nunca estas cifras de muertes y desaparecidos en países europeos a causa de fenómenos meteorológicos. 

Como señala el informe, las emisiones de gases de efecto invernadero no han parado de crecer desde la Revolución Industrial, y eso nos ha llevado a tener en estos momentos una temperatura global de 1,5 grados. Si seguimos a estos niveles, las intensas lluvias e inundaciones “se intensificaran” en la mayoría de los rincones de África, Asia, América del Norte y Europa. Lo peor es que aún hay más. El documento también subraya que las sequías agrícolas y ecológicas serán “más habituales y/o graves”, lo cual significa que tendremos menos acceso a alimentos frescos o que estos serán más caros. 

Se trata de unos problemas que no podremos enmendar reciclando, comprando ropa sostenible o prohibiendo las pajitas de plástico mientras sigan haciéndose viajes espaciales de lujo por pura diversión. Sin ir más lejos, el pasado julio el propietario de Virgin Galactic, Richard Branson, y el ex-CEO de Amazon, Jeff Bezos, hicieron dos viajes por separado. ¿Sus consecuencias? Según publicó la newsletter de Xataka, “Los cohetes combustibles emiten 100 veces más CO2 por pasajero que los vuelos comerciales” (Pues eso, muchas gracias Branson y Bezos).

Si con un calentamiento global de 1,5 grados ya estamos conviviendo con efectos súper nocivos, la posibilidad de terminar llegando a 2 grados hará que las inundaciones o sequías sean aún más intensas y frecuentes y, por tanto, mucho más peligrosas, también de acuerdo con el informe del IPCC. Si hablamos del futuro, también es conveniente explicar que el documento también prevé un aumento del nivel del mar de aproximadamente el 20%. Eso provocará que aquellos fenómenos marítimos extremos que en el pasado se producían una vez por siglo, en el 2100 se darán al menos una vez al año. De este modo, habrá más inundaciones en las zonas y más erosión costera. 

Los datos negativos sobre cómo de hostil se puede convertir la Tierra si no cambiamos de verdad, podrían seguir. Pero esta información ya es suficiente para recordarnos que es crucial que nosotrxs como ciudadanos individuales contribuyamos a luchar contra el cambio climático, ya sea reciclando u optando por medios de transporte sostenibles, y que las autoridades impongan más límites a empresas o multimillonarios para salvar el planeta. Es lo mínimo que le debemos. Y no porque no exista un planeta B, sino porque es lo que toca hacer por nuestra casa y para devolver a la Tierra todos los regalos que nos ha hecho sin pedir nunca nada a cambio.