Carla Martínez

Carla Martínez

Devoro brócolis, boniatos y chocolate negro aunque, en ocasiones, también ayuno. Persigo amaneceres, nado en aguas abiertas y suelo correr por la montaña. En mi mochila siempre encontrarás una agenda, un bálsamo de labios, una botella de agua y una fruta de temporada, todo lo que necesito para sobrevivir. Soy tremendamente despistada, por eso escribo para no olvidarme de nada.