Sexomnia: gente que puede tener relaciones mientras duerme

Si alguien te ha despertado a media noche pidiendo tema y al día siguiente no se acuerda, enséñale este artículo

Carla dormía profundamente cuando la despertó un cosquilleo entre las piernas: era su novio Luis masturbándola, susurrándole palabras inconexas y frotándose contra su muslo. Pensó que simplemente quería tema en medio de la noche, pero luego se dio cuenta de que tenía los ojos cerrados, actuaba raro y no respondía a sus palabras. Algo similar le pasó a Jorge la noche en que durmió con Marta, que lo despertó poniéndose encima suyo y moviéndose rítmicamente. Marta tenía los ojos abiertos, pero cuando él se movió un poco ella paró y volvió a cerrarlos, tumbándose a roncar. Al día siguiente, ni Luis ni Marta recordaban lo que habían hecho, porque tienen en común un trastorno del sueño: la sexomnia. Le pasa a más gente de la que imaginamos y hay cierta mitología alrededor del tema.

Desconocido

El Dr. Segarra, somnólogo, nos cuenta que las parasomnias son fenómenos o trastornos de la conducta que aparecen durante el sueño. La sexomnia es una de ellas, y se traduce en comportamientos sexuales durmiendo, ya sea masturbación o intento de interacción con otra persona. Ocurre en la fase no-REM, cuando los músculos no están paralizados, así que puede que la persona tenga los ojos abiertos. Lo manifiestan sobre todo hombres jóvenes, pero le puede pasar a cualquiera, aunque nunca antes haya sido sonámbulo.

La sexomnia responde a una predisposición genética, pero son las circunstancias las que la hacen aparecer. Por ejemplo, tomar mucho alcohol o drogas no ayuda y, si alguien está en una época de estrés o le está costando dormir bien, también tiene más posibilidades de tener una parasomnia como esta. "Algunas alteraciones del sueño, como las apneas o el trastorno por movimientos de las piernas, pueden actuar como 'disparadores', pero realmente la causa exacta de la sexomnia es desconocida", cuenta el Dr. Segarra.

Jana Romanova

Mucha gente no sabe que tiene sexomnia hasta que empieza a dormir regularmente con alguien, nos dice la sexóloga Elena Crespiporque es su pareja la que les informa de su comportamiento nocturno. Si te pasa a ti, aunque al día siguiente lo olvidarás, puedes llegar a tener relaciones sexuales completas durante la sexomnia, porque el cuerpo funciona de forma automática, fuera de tu control. Pero, si es la pareja quien tiene estos episodios, ¿conviene seguirle el rollo? Según esta sexóloga, depende de lo que te apetezca. Alguna pareja ha llegado a tener grandes sesiones de sexo de esta forma, pero también puede llegar a ser molesto. Entonces lo recomendable es que esa persona vaya a un somnólogo.

El Dr. Ferre, especialista en trastornos del sueño, dice que la sexomnia en sí no tiene por qué ser algo malo, pero también alerta de que puede ser un síntoma de algo más grave. Si la intensidad y la frecuencia de tus episodios aumentan de golpe, o si nunca lo habías tenido y te empieza en la edad adulta, puede ir ligado a alguna enfermedad importante, como un problema metabólico o alguna lesión del sistema nervioso central. 

También puede tener consecuencias sociales, por supuesto. El Dr. Ferre ha tenido pacientes que despertaban a sus parejas hasta dos veces por noche, llegando a ser muy insistentes. En estos casos, la pregunta que te puede surgir es, ¿despertar o no despertar a la persona? Como en cualquier parasomnia, lo importante no es si la despiertas o no, sino cómo, porque no conviene hacerlo bruscamente ni asustarla. Pero si estáis en un lugar seguro, como la cama, no tendría que haber problema en "romper" el episodio. Cuéntale entonces lo que estaba haciendo y lo que pase a continuación... depende de vosotros.

Westend61 / GETTY