5 venezolanos en España te explican qué está pasando en su país

El miércoles más de 100.000 venezolanos salieron a las calles para protestar contra las recientes maniobras del Gobierno del presidente Nicolás Maduro y exigir la celebración de elecciones así como la liberación inmediata de los presos políticos. Como era de esperar, el chavismo cerró filas con una contramanifestación en torno al heredero de Hugo Chávez y la “mamá de las marchas” acabó con tres fallecidos, dos opositores de 18 y 23 años y un agente de la Guardia Nacional Bolivariana, además de 400 detenidos.

Lejos de amedrentarse, el opositor líder del partido Primero Justicia, Henrique Capriles, anunció que las manifestaciones se seguirán repitiendo en todo el país. “Si hoy salimos millones, mañana tenemos que salir muchos más”, sentenció Capriles dando a entender que la oposición no abandonará las calles hasta que sus reivindicaciones no sean aceptadas. Las próximas horas en Venezuela volverán a ser de máxima tensión y en Código Nuevo hemos querido saber como la están viviendo los venezolanos que residen en España. 

Arantxa, 23 años, estudiante

La muerte de la chica de Táchira ayer me produjo mucho dolor. Tenía mi misma edad y pensé que esa podría haber sido yo o una amiga, alguien cercano. La sensación fue horrible. Pero creo que ahora mismo la calle es la mejor de las opciones y más cuando se han tomado decisiones ilegales desde el Gobierno. Confío en que si se continúa luchando sin descanso llegará el día en el que la gente que aun no ha abierto los ojos, los abra definitivamente.

A estas alturas casi todos los venezolanos estamos de acuerdo en que Maduro debería renunciar. Lo ideal sería la instauración de un gobierno transitorio para restablecer el orden en el país y, después, convocar elecciones generales. Solo así se podrá garantizar que la división de poderes vuelva a ser respetada y que todo el proceso suceda dentro del marco de la constitución.

David, 28 años, periodista

Por desgracia no soy muy optimista y me temo que pasará lo mismo de siempre. Lo mismo que ocurrió con las ‘guarimbas’ [protestas] en 2014 y en otras ocasiones que se produjeron manifestaciones masivas de la oposición. La policía de Maduro asesinará a manifestantes y los ‘colectivos’ [como se conoce a los civiles armados en el país] también ya que, al parecer, tienen esa función y la prueba es que ayer mataron a dos personas. Por su parte, la oposición seguirá llamando a las calles hasta que de nuevo la cosa se enfríe.

Sinceramente, no veo una salida clara en los próximos meses. Todavía recuerdo que en 2014 se encendieron las calles y hubo 14 muertos, pero al final la represión metió el miedo a la gente y la cosa acabó enfriándose. En mi opinión, si no hay una acción política que acompañe a la lucha en la calle esta no servirá nada más que para provocar el luto en más familias.

Sofía, 29 años, profesora

Los venezolanos están desesperados. Después de dos décadas de gobiernos de Chávez y Maduro todos están pasando por necesidades, tanto chavistas como gente de la oposición. De hecho, hay muchas personas en el chavismo que no apoyan a Maduro. Sobre todo duele pensar que estamos hablando de venezolanos que se están enfrentando entre ellos. Más allá de que el pueblo salga a la calle a reivindicar sus derechos lo que veo es el escenario perfecto para un desastre en el que únicamente los corruptos y las mafias se podrán beneficiar.

En este punto no tengo ninguna sensación de que Maduro vaya a caer sino que aguantará hasta que la presión internacional se haga más firme. Quizás entonces ceda y se puedan celebrar unas elecciones, que es la principal reivindicación de la oposición. Por desgracia, lo único que, a nivel interno, podría forzar la situación sería un nuevo ‘Caracazo’ (las protestas populares que acabaron con 300 muertos en 1989). Solo así los dos bandos dirán basta.

Ricardo, 32 años, comercial

Mi novia llegó a Caracas desde España ayer por la noche y se quedó en shock por la cantidad de tanques en la calle y demás. También en el aeropuerto un niño se le acercó a pedirle comida junto a su madre, todo muy triste. Lo único que puedo decir de este gobierno son insultos porque lo odio con todas mis fuerzas y más a ese presidente. Ayer los estudiantes se metieron en el río Guaire para refugiarse de las bombas lacrimógenas y él todavía hacía tuits metiéndose con ellos.

Es que soy incapaz de hablar nada bueno de ese gobierno corrupto. Mi hermano todavía tiene esperanza de que en un par de años la cosa se vaya recuperando poco a poco, pero lo veo muy difícil. Pasarán generaciones para acabar con esa polarización entre chavismo y oposición que me revienta.

Indira, 25 años, ingeniera

Si tuviese que describir en una palabra la sensación que tengo con la situación actual de Venezuela sería 'angustia'. Un sentimiento constante de lo que pueda pasar a aquellos que dejé atrás, al país que ya no es como lo deje aún cuando no llevo ni dos años fuera. Una presión en el pecho de no poder hacer más que pedirle a Dios que todo salga bien, que ojalá algún día pueda regresar sana y salva. Que todos esos esfuerzos de mis amigos, de familiares, de conocidos y de todos aquellos que nos hemos visto forzados a salir, valgan la pena y todo cambie. Tal vez así podría volver a hacer la vida con la que soñé, allá en mi país.