Facebook reconoce que lee y escanea tus conversaciones en el Messenger

La mayor red social del planeta argumenta que se trata de una medida de control para evitar la presencia de virus o el intercambio de imágenes con explotación infantil.

No es una hipótesis conspiracionista. Es una realidad confirmada por la propia multinacional: Facebook escanea las imágenes y los enlaces que compartes con otras personas a través de Facebook Messenger e incluso lee el contenido de las conversaciones si el sistema informático o algún moderador las ha marcado previamente. Y lo hace, según han explicado portavoces de la compañía a Bloomberg, con el pretexto de garantizar que el contenido compartido cumpla los "estándares comunitarios".

"Por ejemplo, en Messenger, cuando envías una foto, nuestros sistemas automatizados la escanean usando la tecnología de coincidencia de fotos para detectar imágenes conocidas de explotación infantil. O cuando envía un vínculo, lo escaneamos en busca de malware o virus. Facebook diseñó estas herramientas automatizadas para que podamos detener rápidamente el comportamiento abusivo en nuestra plataforma", ha declarado una portavoz de Facebook Messenger.

Pero no es la primera vez que Facebook acaba en el punto de mira de la opinión pública, y especialmente de los grupos activistas por la privacidad digital, por su dudoso tratamiento de nuestra información. Hace poco The New York Times y The Guardian revelaron que la compañía de análisis de datos Cambridge Analytics había obtenido y utilizado los datos de hasta 87 millones de usuarios de Facebook para influir en el voto a las elecciones presidenciales de 2016 en los Estados Unidos.

Mark Zuckerberg, creador y director ejecutivo de Facebook, testificará el 11 de abril sobre el tratamiento que sus empresas hacen de la información de sus usuarios. Mientras tanto, portavoces de Facebook han garantizado que el escáner que hacen de nuestras conversaciones no se lleva a cabo con fines publicitarios o propagandísticos. Solo quieren, dicen, protegernos. "Mantener vuestros mensajes privados es la prioridad para nosotros", han asegurado. Pero la polémica y el debate ya está en las calles y en las redes.