9 profesiones para vivir viajando por el mundo

Viajar es un placer y uno de los mayores deseos de casi todo el mundo. Pero, además de recorrer el mundo de forma barata y no parar, hay otro modo de estar todo el día cambiando de domicilio no solo sin que te cueste dinero, sino ganándola. Y eso depende de a qué te dediques.

Sí, hay profesiones que te permiten viajar constantemente, y no porque tengas que ir de una ciudad a otra solucionando problemas o a reuniones, sino que puedes elegir el destino que tú quieras y ganarte la vida en lugar que tú desees. Y, lo más importante, en muchas ocasiones podrás ir cambiando tu ubicación, según quieras.

Eso sí, una de las cosas que tienes que tener en cuenta, es que, cuanto mejor seas en tu trabajo, más fácil tendrás podrás ir cambiando de ciudad o país, según lo que te apetezca. Que te gusta esquiar, puedes hacer la temporada de esquí en los mejores destinos para este deporte, que te eres un amante del mar, las mejores playas del mundo te estarán esperando para que disfrutes de una maravillosa puesta de sol mientras trabajas… Todo es cuestión de proponérselo y de saber encaminar tu carrera profesional.

1. Consultor

Todas las empresas necesitan una visión externa de los problemas a los que se enfrentan para encontrar soluciones que, desde dentro, muchas veces son difíciles de ver. Y lo mejor, todas las empresas de todo el mundo, contratan este tipo de servicios. Lo normal, es que siendo consultor, trabajes para una firma de este tipo de servicios, y que necesites viajar a las empresas que las contratan, y que no tienen por qué tener la sede en la misma ciudad. Además de la posibilidad de viajar a distintas ciudades y países, el sueldo no está nada mal. Según un estudio de Top Consulting, el salario medio de un consultor junior –es decir, con menos de tres años de experiencia- es de 45.000 dólares al año –unos 40.000 euros-. La parte mala, no siempre tendrás la oportunidad de elegir el destino al que te enviará tu empresa, eso dependerá de las necesidades del cliente.


2. Recepcionista en un hotel

El sector turismo es uno de los que más gente necesita en las temporadas altas de cada país. Por eso, surgen interesantes oportunidades para trabajar en la recepción de un establecimiento –o haciendo camas o en su cocina- si controlas varios idiomas. El trabajo suele organizarse por turnos, aunque los fines de semana se suele pringar. Pero tendrás el suficiente tiempo libre para recorrer los lugares secretos del destino que escojas y te dará una oportunidad inmejorable para conocer mucha gente, tanto local como turistas que pasen por el establecimiento en el que trabajes. 


3. Cocinero

No es difícil imaginar por qué la gastronomía española es apreciada en cualquier rincón del planeta. En cualquier país, por muy recóndito que sea el paraje en el que hayas elegido ir a parar, existirá un restaurante que ofrezca algunas de las maravillas que definen a nuestro país en este terreno: paella, tortilla de patata, croquetas… Y las estrellas Michelín que han conseguido nuestros cocineros más internacionales, han hecho que se abran las puertas de cualquier restaurante que quiera apostar por una cocina de calidad. Si eres relativamente entre cazuelas y sartenes, no dudes en buscar un trabajo en la cocina de cualquier restaurante. Eso sí, no es lo mismo preparar una cena para tus amigos, que dar de comer a decenas de personas al día, tenlo en cuenta.


4. Au-pair

Si te gustan los niños y quieres aprender un idioma, a la vez que enseñas el tuyo, ésta es tu opción. Cada año, miles de familias de todo el mundo, optan por contratar, y dar alojamiento y manutención, a jóvenes que se encarguen de cuidar a sus hijos. Tendrás que adaptarte al horario infantil, y volver a repasar las asignaturas del colegio, si es que te piden que les ayudes con los deberes, pero podrás conocer cómo vive una familia local del país que elijas y disponer de tiempo para conocer el destino.


5. Reclutador de universidad

Cada vez hay más universidades, y cada vez hay menos alumnos a los que atraer. Por eso, una de las profesiones que está teniendo más demanda y que te permitirá viajar, será la de reclutador de universidad. Es una figura que el mundo anglosajón lleva desarrollando mucho años y que se está extendiendo al resto de países. Se trata de ir a institutos para hacer de ‘comercial’ y conseguir que los alumnos opten por la universidad para la que trabajes a la hora de continuar sus estudios. Además, de viajar por las ciudades del país donde esté la universidad, cada vez más la educación superior está buscando alumnos internacionales, por lo que este trabajo te puede llevar a destinos que nunca pensarías incluir en tus planes.


6. Guía de montaña

Es otra profesión relacionada con el turismo y que cada año mueve más y más gente. Además de contar con la titulación necesaria para poderte hacer cargo de una o varias personas para conocer un nuevo paraje natural, tendrás que estar en forma. Subir una montaña, siendo responsable de la vida de tus clientes, no es una tontería. Eso sí, podrás ir a los parajes de tus sueños todas las veces que quieras, y estar pensando en nuevas aventuras constantemente a las que llevar a personas que quieran experimentar esas experiencias pero que no cuentan con los conocimientos necesarios para hacerlo por sí mismos.


7. Freelance

Fotógrafo, diseñador gráfico, desarrollador web… mientras estés dispuesto a renunciar a la seguridad de un nómina todos los meses, ser freelance te permite poder desarrollar tu trabajo desde cualquier parte del mundo. Imagínate creando el logo de una empresa o diseñando una nueva web desde una playa o con la vistas de tu paraje natural favorito al fondo. Lo único que necesitarás será una conexión a Internet para poder enviar tus trabajos, pero el lugar desde el que lo hagas, será elección tuya.


8. Auxiliar de vuelo

¿Qué mejor profesión que una que te permita despertarte en un país y acostarte en otro? Los auxiliares de vuelo, al igual que los pilotos, viven constantemente en distintos uso horarios. Lo normal es que realicen una ruta predeterminada, pero también puedes ir cambiando de destinos de origen y de destino. Y, lo mejor, podrás viajar en condiciones ventajosas con tu compañía. Es una excelente opción para llegar a conocer muy bien distintos países y ciudades.


9. Influencer

Si mueves a miles de personas en las redes sociales, este es tu trabajo. Los ‘influencers’ consiguen levantarse un sueldo todos los meses gracias a la apuesta que están haciendo las marcas por captar a nuevos clientes a través de las personas que han conseguido construirse una marca personal muy potente. Moda, videojuegos, viajes… son muchos los sectores en lo que puedes lograr ser un ‘influencer’ y en los últimos años hemos visto varios ejemplos. Tal es el potencial que hasta una universidad china cuenta ya con un programa para crear ‘influencers’. Eso sí, la competencia es brutal.