Suecia quiere que los acusados de violación demuestren que tenían consentimiento explícito

El caso Weinstein ha abierto el debate sobre los abusos sexuales mucho más allá de Estados Unidos. Y es que el #metoo y, en nuestro país, el caso de La Manada ha planteado muchas preguntas y propuestas acerca de cómo se debe plantear un juicio por violación y cuáles son los factores que determinan del todo la culpabilidad o inocencia del acusado. Y aunque aquí todavía estamos esperando para sacar conclusiones legales, en Suecia ya se han puesto manos a la obra para reformar su legislación sobre abuso sexual. El parlamento sueco debate hoy una ley que, si se aprueba, quiere quitarle la responsabilidad a la víctima y exigirle al supuesto agresor que demuestre que hubo consentimiento explícito a mantener relaciones sexuales.

Fuente: The Independent, con datos de la Agencia Europea por los Derechos Fundamentales.

"La sociedad está de tu lado", decía a las víctimas el primer ministro sueco Stefan Löfven, cuyo partido ha impulsado la reforma de la ley sobre violaciones. En la actualidad, en Suecia se considera culpable de violación a quien abusa de personas en "estado de indefensión", que estén durmiendo, inconscientes, drogadas o, desde 2013, si la víctima no se resiste por miedo aun estando consciente. Además, la normativa establece que solamente se puede iniciar un juicio si se demuestra que hubo amenazas o violencia.

Gracias a esta "reforma histórica" que el Partido Socialdemócrata Sueco lleva preparando desde 2014 como parte de una serie de medidas contra el abuso sexual, serán los presuntos agresores quienes tengan que demostrar que recibieron consentimiento explícito para mantener relaciones sexuales, en vez de que la víctima pruebe que no lo hubo. "El sexo debe ser voluntario. Y si no es voluntario, es ilegal", ha insistido el primer ministro. Un matiz que pasa del 'no es no' al 'solo el sí significa sí'.

El primer ministro, Stefan Löfven.

Este paso adelante del gobierno sueco llega después de que 600 actrices suecas, entre ellas Alicia Vikander, detallaran haber vivido casos de acoso sexual, según informó el medio sueco Svenska DagbladetDe aprobarse la ley, que los más críticos han apuntado a que convertirá los juicios en duelos tipo 'tu palabra contra la mía', se pondría en vigencia a partir del 1 de julio de 2018.