El Polvo Rosa, La Nueva Droga De Los Pijos Que En Realidad Es Una Mentira Enorme

La que han liado unos narcos en Madrid. Vecinos de Getafe y Arroyomolinos ya habían advertido del humo color negro y olor raro que finalmente resultó proceder de dos laboratorios clandestinos -desmantelados por la poli el pasado 25 de Junio- y dedicados a la producción de 2CB (conocida como Tucibi, simplemente Tuci o la 2,5-dimetoxi-4-bromo-feniletilamina). Es la ‘Droga de las Reinas’. Sí, aquella antes conocida como Venus o Nexus y que ahora también llaman ‘Droga de la élite’ por ser muy popular en exclusivos círculos de modelos y actrices.

Entre los años 2006 y 2009 ya se realizó un estudio científico serio para demostrar en España la presencia de esta sustancia en el mercado ilegal de drogas recreativas. Desde entonces, se la ve esporádicamente pasar de mano en mano y entre otras más habituales.

Lo hilarante de la historia es el enfoque elegido por algunos medios para presentarnos ahora la dichosa sustancia. Como el eslogan navideño del turrón aquel -el más caro del mundo- pero en femenino, en droga y en verano. Tuci, 'la cocaína rosada más cara del mundo’. ‘La de las Reinas’. Como si fuera una nueva golosina para niñas de papá que, de no haber sido incautada, consumirían como locas en las próximas fiestas veraniegas de muchos locales de Málaga, Alicante, Ibiza y Madrid. Estas localidades y no otras, porque allí dicen sería el destino del alijo. Las intenciones en el enfoque de la noticia, si las hay, son incógnitas, pero llama la atención que, de esta forma, traten una fórmula descrita por el químico Alexander ‘Sasha’ Shulgin en Berkeley el año 1974. Lo que habrá llovido desde entonces.

A parte de inducir alucinaciones, agitación y a la alteración motora y sensorial que ya producen otras drogas, más los efectos no deseados de convulsiones, vómitos y diarreas por intoxicación -sumado al insomnio, depresión, ansiedad, arritmias y hasta paro cardiovascular por su consumo prolongado- se informa claramente de su color rosado bien chillón. Este hecho será casual, pero lo que es combinar, combina genial con muchos de los posibles outfits del verano.

La venden normalmente en forma de pastilla o polvo y, agárrate, es bastante más cara que la cocaína de siempre. Vamos, que está por encima de los sesenta euracos/gramo que la farlopa lleva costando -calidades a parte- desde que la tierra es tierra y los camellos ocupan las ciudades. Parece ser una mezcla de otras drogas como el LSD o MDMA, pero no es que aporte gran cosa. Básicamente, cambia el color, el nombre y su precio desorbitado, porque los mismos expertos afirman que sus efectos son compartidos con los producidos por las otras dos sustancias. Ni tan psicodélica como el LSD, ni tan estimulante ni positiva como la MDMA, sino un poco de cada. Tampoco produce los efectos de tomar las dos juntas.

Una droga para la gente con pasta. La misma vie en rose, pero en modo yonki. Alguien debió pensar que, no contentos con polos Lacoste, los Manolo Blahnik, bolsos D&G y telas recortadas según patrones Gucci, a ellos les encantaría ir convulsionados y hasta las cejas puestísimos de algo que, en su mismo bolsillo, podrían confundir con el colorete Armani. 

Sabíamos que ser un poco pavo tenía un alto costo, pero esto lo sube todo un escalafón. Llámalo conspiranoia, pero los magnates del tema drogas, ¿no habrán pensado en algo así que a los ricachones de carnet se les distinga también en el colocón? Porque, un suponer, siendo tú pijo redomado y enfundado en marcas muy cotizadas, comiendo y bebiendo de lo más caro porque tú lo vales y eso es calidad, podría ser que tristemente busques y consumas Tuci. Que ¿por qué? Es fácil, cari…TU-CI podrás pagarla.

samantha_brruhi-codigo-nuevo