Kim Jong-Un Desaparece De La Escena Pública: Teorías Conspiratorias

Kim Jong-un, el dictador de Corea del Norte, lleva ya bastante tiempo sin aparecer, y eso está mosqueando a la opinión pública, puesto que no es nada habitual y tampoco se ha dado ningún tipo de explicación desde el Gobierno. Cada año, el 10 de octubre Kim Jong-un visita el mausoleo con los restos de su padre y de su abuelo, fecha en la que se celebra el aniversario del partido político; este viernes se le esperaba ver allí, pero no ha sido así. Ya ha pasado más de un mes desde la última comparecencia pública y, como consecuencia, están surgiendo una serie de teorías que están dando de qué hablar en todo el país, y mucho, sobre lo que le ha podido ocurrir al líder del país norcoreano.

Salud deteriorada

Una de las teorías conspiratorias que están cogiendo más fuerza tiene que ver con el estado de salud del dictador. Al parecer, podría estar deteriorándose debido a la gota o a la diabetes, o incluso haberse sometido a una operación quirúrgica. También se habla de unos problemas en los tobillos: Kim Jong-un padece de sobrepeso y las alzas que lleva en los zapatos no parecen lo más recomendable en su situación. La imagen cuenta demasiado para el líder norcoreano y, si se muestra débil, repercutiría en todo el país y frente a sus enemigos.


Golpe de Estado

Se habla también de un golpe de Estado liderado por el desertor Jang Jin-sung; sin embargo, sería un golpe de Estado que disfrazase la realidad para no sembrar el caos ni la incertidumbre entre la sociedad. Al parecer, Jang Jin-sung sería la voz mandante, pero habría manipulado a Kim para actuar como marioneta.


Su hermana

Asimismo, gana adeptos la idea de que la hermana del dictador, Kim Yo-jong, fuese quien firmase todos los decretos. Pero aquí hay dos vertientes y especulaciones: una que habla de una sustitución temporal en detrimento del posible mal estado de salud de su hermano y otra de una usurpación del poder.


Otros nombres

El nombre de Hwang Pyong-so, al que acaban de nombrar vicepresidente de la Comisión Nacional de Defensa, suena con fuerza, puesto que se habría convertido en el número dos en el poder. Su ascenso meteórico en los últimos años y la confianza que tiene depositada en él el propio Kim Jong-un hace pensar que podría ser el relevo natural, si es que se estuviera preparando un cambio importante en el Ejecutivo.

Crédito de la imagen: lavanguardia.com