Estos Son Los Drones De Ciencia Ficción Que Pueden Hacerse Realidad

Uno ya no sabe si le están hablando de la última de Star Wars o de la vida real. Porque todas estas cosas, aunque existen de verdad, todavía suenan a ciencia ficción. Hablamos de los drones, estas pequeñas aeronaves que vuelan por control remoto y que cada día tienen más aplicaciones. Desde la grabación de videoclips, pasando por el reparto a domicilio y hasta la búsqueda de supervivientes de catástrofes naturales.

Pero era cuestión de tiempo que los desarrolladores empezasen a explotar su lado lúdico. Y vaya que si lo han hecho. Este mes de febrero se ha celebrado en Miami la primera carrera mundial de drones, la Drone Racing League, con participantes de Estados Unidos, Brasil, México o Australia dispuestos a convertir este espectáculo en la nueva Fórmula 1.

No es para menos. Toda una carrera de obstáculos con aros que atravesar y niebla artificial que sortear para los pilotos de radiocontrol. Pero esto no deja de ser una exhibición que sí, que mola, pero la tecnología de los drones va mucho más allá.


El trono volador

Dron Volocóptero Código Nuevo | BEATE KERN

Es el Volocóptero. Tú mismo manejas las 18 hélices sentado cómodamente en esa pelota de goma. De momento, este ingenio costaría unos 250.000 euros y es capaz de volar únicamente durante 20 minutillos. Hombre, puedes ir a por el pan sobrevolando las permanentes de tus vecinas.


La dron-bicicleta

Moto Dron Código Nuevo

Aunque lo parezca, no es atrezzo para ninguna peli. La Bici AERO-X Hover se suspende en el aire hasta casi 4 metros y alcanza los 73 kilómetros por hora. Se maneja fácilmente: basta con inclinarte hacia el lado al que la quieras dirigir. Y no es un prototipo: saldrá a la venta el año que viene por 76.000 euros.


El cometa dron

Es mucha pasta, pero también hay aplicaciones un poquito más modestas, como esta:

Dron Esquí Código Nuevo

Ojo a este chaval. En Rusia es cada vez más popular el droneboarding, es decir, hacer snow propulsado por un pequeño dron como si se tratase de una cometa. No resulta tan espectacular como lo anterior pero, oye, paso a paso.

Desde luego, estamos asistiendo al nacimiento de una nueva manera de viajar y desplazarse. Y estamos flipando tanto como los que presenciaron el primer vuelo del avión con motor de los hermanos Wright el 17 de diciembre de 1903 en la playa Kitty Hawk, en Ohio, aunque sólo durase 59 segundos.