El Diplomático Que Arrancó El Velo A La Princesa

Dale al play para escuchar la noticia:

Al jefe de Protocolo de Bruselas, Jean-Marie Pire, se le ha ido de las manos puesto que, literalmente, ha arrancado el velo a una mujer que paseaba con un velo integral, el niqab. El gesto ha hecho saltar las alarmas en la comunidad musulmana y también ha recibido muchas críticas por parte del mundo Occidental, pero ha ido a más al tratarse de la princesa de Qatar, lo cual amenaza con tensar relaciones con Bélgica o la Unión Europea.

La prensa belga se ha hecho eco de lo ocurrido; este personaje llamó la atención a la mujer que vestía el niqab y le pidió que se lo quitase, pero, al no escucharle o pasar de sus advertencias, decidió tomarse la justicia por su mano y arrancárselo directamente. El jefe de Protocolo, que no ha estado muy diplomático ni se ha comportado de un modo muy educado que digamos, reconoce que su actuación no ha sido la más adecuada, pero también se escuda en que vestir el velo integral es ilegal en Bélgica desde 2011.

La crueldad del hecho y la violencia con la que actuó se hacen más evidentes porque no solo se llevó por delante el velo de la mujer, sino que paralelamente le arrancó los pendientes y acabó con las orejas ensangrentadas. La chica musulmana acudió rápidamente a su Embajada para denunciar el asalto y la agresión. Algunos testigos alegan que en este intento por acatar la ley Pire se encontraba en un estado de ebriedad.

La casualidad se ha cebado con el Jefe de Protocolo de Bélgica cuando la persona que se escondía detrás del velo era, ni más ni menos, que la princesa de Qatar, algo que no agrava el gesto en sí, pero que puede tensar las relaciones diplomáticas. En cualquier caso, la Fiscalía de Bruselas ya está tramitando lo ocurrido y todo apunta a que Pire será condenado en un juicio oral y rápido, mientras que la princesa qatarí tendrá que pagar una multa por incumplir la ley del velo.

Por tanto, el polémico debate que implica esta decisión vuelve a coger forma, en este caso, involucrando a dos personajes públicos y representantes de dos países. Religión y política aparte, la cuestión también es moral, y por eso, en ese caso la pregunta no es si la medida de prohibir el velo integral es correcta, sino si las formas de acatarla han sido las adecuadas.

Crédito de la imágen: hispaniainfo.es               Crédito de la música: Praetorians OST